Contra la censura

Burlando el cerco informativo en Sonora

La comparecencia: pieza teatral que dejo igual a los dolientes

Por Fidel Samaniego

Yeyé. Así decía que se llamaba. Cuando empezó a hablar, así interpretó lo que él escuchaba que le decían: bebé.

Y ya un poco más grandecito, así lo conocían: Yeyé.

Él tenía una mirada alegre, y una hermosa sonrisa. Así quedó plasmada su imagen en la camiseta que ayer portaba Estela, su mamá. Él ya falleció, algo en ella también ha muerto.

Ahí estaba, con otras personas que perdieron a sus hijos en el incendio de la guardería de Hermosillo. El clima en el salón era asfixiante. A la mesa redonda se congregaron legisladores y el director del Seguro Social, Daniel Karam.

Y ellas y ellos, madres y padres dolientes, eran quienes observaban esa representación, como de teatro del absurdo, esa burla a su tragedia. Ya no lloran, cuando menos en público. Sus ojos secos reflejan la infinita tristeza. y su silencio grita.

Poco antes de las cinco de la tarde, en la calle de Donceles, frente al edificio alterno del Senado de la República, manifestantes que suelen seguir a Andrés Manuel López Obrador gritaban consignas contra el Presidente de la República, el gobernador de Sonora y el director general del IMSS. Impúdicamente se vendían revistas en cuya portada traen la fotografía de las niñas y niños víctimas de la corrupción y la negligencia oficial. Una mujer mostraba a las cámaras dos muñecos quemados.

Y llegaron a la mesa los integrantes de la Comisión Permanente. Comenzó la reunión de trabajo. Yeidckol Polevnsky, quien la presidía, dijo que en un salón estaba Daniel Karam; pidió a otros legisladores que fueran a invitarlo a que pasara. Cuando el funcionario llegó, saludó primero a los legisladores, uno de sus colaboradores le dijo que ahí estaban familiares de los pequeños fallecidos. Se les acercó, extendió la mano, no encontró respuesta. Las madres, los padres, apretaban los puños, llevaban sus miradas al encuentro de algún recuerdo.

Y llegó el momento para que Karam hablara, informara. Atrás de él estaba uno de sus hombres de confianza con un portafolios negro que guardaba cinco discos compactos; otro ya había sido metido a una computadora. El funcionario habló durante casi 30 minutos. Primero hizo un compendio de las diversas declaraciones que han hecho el Presidente de la República, el procurador, él. Repitió que no habrá impunidad, que no valdrán filiaciones políticas o relaciones familiares. Posteriormente anunció medidas de seguridad y transparencia, acciones para tapar el fuego después de que 48 vidas infantiles fueron inmoladas.

Ya para terminar esa su primera intervención, entregó los discos con las supuestas listas de los concesionarios de las guarderías. Javier González Garza, del PRD, preguntó si no estaban impresas; Karam no supo qué decir. Uno de sus asesores ordenó a otra asistente que comenzara a imprimir. Hasta entonces, hasta ese momento, hasta 33 días después del accidente, hasta casi dos horas más tarde del momento en el que un CD había sido metido a un ordenador.

Lo demás, fue lo de menos. El nervioso director del Seguro Social intentó responder a su manera. Hubo cuestionamientos que dejó pasar de largo, como aquel de que cómo fue posible que su antecesor contratara y él mantuviera en la Coordinación de Guarderías a una mujer que se graduó como licenciada en decoración de interiores y que antes trabajó como gerente del restaurante El Gallo Pitagórico. Posteriormente, las acusaciones entre los políticos sobre los concesionarios de las estancias subrogadas, por su filiación política.

Y ahí estaba una mujer. No entendía lo que pasaba. En su camiseta, un rostro sonriente, una mirada luminosa. Él ya no está. Se llamaba Yeyé…

Anuncios

julio 9, 2009 Posted by | Columnas | , , , | Deja un comentario

El ABC de la corrupción

Editorial

¿Quién es el responsable de la tragedia por la que murieron 48 niños en Sonora? Si somos rigurosos en el orden de los imputados, la responsabilidad primera es del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la lista de los beneficiarios por la subrogación de guarderías lo confirma.

Siguen en la línea de culpabilidad quienes recibieron el permiso de gestión de la guardería ABC. El método fue la adjudicación directa, una estrategia bien conocida en este país para favorecer a los amigos, familiares y colaboradores políticos de los poderosos. Ya están saliendo algunos apellidos conocidos como Borrego Estrada y Medina Plascencia.

Es de suponer que debido a este tipo de relación ninguna autoridad federal, estatal o municipal se atreviera a exigir a la guardería ABC las condiciones mínimas de seguridad para su operación. Aquí radica la responsabilidad del gobierno de la entidad y del municipio, que debieron clausurar el lugar.

Lo curioso es que según se vio ayer en la comparecencia de Daniel Karam, director del IMSS, la culpabilidad parece entenderse al revés, comenzando por las autoridades de protección civil y por último contra quienes dieron el aval a los dueños de la guardería.

No debemos perder de vista la corrupción que derivó en la muerte de los 48 niños. Esta es incomprensible sin la colusión política que va más allá de los dueños, los siete empleados acusados por la Procuraduría de Sonora y la coordinadora zonal del IMSS detenida.

¿Donde está la PGR que hace tres semanas atrajo el caso? En cualquier otra democracia respetable del mundo un fiscal ya habría hecho acusaciones directas contra funcionarios en vez de simplemente mirar cómo se echan la papa caliente unos a otros.

Lo que sucedió en la guardería ABC no es aislado. Refleja las muchas formas que tenemos en México para evadir responsabilidades y continuar con la corrupción.

julio 9, 2009 Posted by | Columnas | , , , , , | Deja un comentario

¿Hasta las últimas consecuencias?

Por Mayté Noriega

Ha pasado un mes del incendio en la guardería ABC de Hermosillo. Y no fue sino hasta hace un par de días cuando el procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, anunció que se girarían nueve órdenes de aprehensión más contra algunos de los dueños y socios de la guardería, dos de sus apoderados legales y el ex delegado estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social.

No ha habido autoridad alguna que se haya puesto a pensar en el sufrimiento de los padres de los niños muertos, 48 hasta hoy, ni en el de los niños que, en diferentes hospitales, luchan por su vida en medio del dolor. Un dolor que no pueden imaginar los que vociferan y pronuncian discursos para salvar el pellejo. Un dolor que lastima a los padres de los niños quemados porque nada pueden hacer para eliminar el que sus hijos sienten. Además de eso, a quién le importa la culpa de las madres por haber dejado en esa guardería a sus hijos, por una necesidad imperiosa que es la de trabajar en un país en el que la crisis se ceba sobre los más débiles y vulnerables, las mujeres y los niños.

Ninguna de las autoridades que ha visto transcurrir este mes acusando a otros y tratando de evadir su responsabilidad puede imaginar la tortura de tener a un hijo hospitalizado. Servicios ineficientes, falta de equipo, de instrumental y de medicamentos. Médicos cansados, con prisa, enfermeras indiferentes, prepotentes, poco solidarias, horarios rígidos, trato inhumano y tantas cosas más que se podrían enumerar porque para nadie es un misterio que los servicios de salud en México son una pesadilla.

La situación de los padres de los niños que fueron trasladados a los hospitales Shriners en Sacramento y Cincinnati no es mejor. Tienen la certeza de que sus hijos estarán bien atendidos, pero están solos en un país ajeno sin el apoyo de amigos y familiares, tan necesario en estos casos. Ven a sus hijos evolucionar lentamente, sometidos a incontables cirugías que habrán de corregir, poco a poco, y hasta donde es posible, las huellas de las quemaduras.

Y durante un mes las autoridades federales y estatales no han hecho otra cosa que culparse mutuamente. No han hecho otra cosa que evadir el problema, porque tenían ante sí el 5 de julio y sus posiciones políticas y los dineros que éstas les dan.

Pero por desgracia el desaseo en la investigación, la lentitud en la respuesta, la desinformación y la falta de la misma (todavía el IMSS no da a conocer la lista de las guarderías subrogadas) y la palabrería hueca con la que han pretendido llenar los espacios que ha dejado su falta de autoridad de todo tipo se prestan a suspicacias.

Cuando el procurador Medina Mora anuncia las nuevas consignaciones, al día siguiente de que el presidente Felipe Calderón anunciara que se aplicaría la justicia “caiga quien caiga”, se informa que varios inculpados ya están fuera del país, la mayoría de ellos familiares del gobernador Eduardo Bours.

Tal vez por ello se hizo tan cansada la investigación, tal vez por ello se anunció públicamente la solicitud de las nuevas órdenes de aprehensión. A final de cuentas, siempre les queda la posibilidad de argumentar que quisieron hacer justicia pero ya no encuentran a los culpables. La historia de siempre. Se llegará hasta las “últimas consecuencias”, que debe ser un lugar que desapareció hace mucho tiempo, como la isla Bermeja.

julio 4, 2009 Posted by | Columnas | , , , , , , , | Deja un comentario

Nombres y apellidos

Por Yuriria Sierra
Como lo dijimos ayer (POST ANTERIOR, nota de CONTRALACENSURA), una vez que las autoridades sonorenses no fueron capaces de entregar un solo resultado de las averiguaciones de lo ocurrido en la guardería ABC en Hermosillo, la Procuraduría General de la República tomó el caso y ya giró órdenes de aprehensión contra nueve personas que se perfilan como responsables de lo ocurrido. Se trata de dueños y socios de la guardería: Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo, Sandra Lucía Téllez Nieves, Antonio Salido, Gildardo Urquides Serrano, María Fernanda Camou Guillot y Norma Cecilia Mendoza Bermúdez de Matiella, quien arrendó el predio donde murieron de inicio 42 niños; José Manuel Matiella Urquides, apoderado legal de la guardería; Marcelo Meouchi, el ex apoderado legal, y Arturo Leyva Lizárraga, delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social en Sonora.

Como se ventiló desde los primeros días, Altagracia Gómez del Campo está ligada, aunque de manera lejana, con la familia de Margarita Zavala y, justo es ella la única a quien no se le puede detener porque se encuentra fuera del país.

Han sido pocos los días transcurridos, desde que la PGR tomó el caso, cuando se anuncian las detenciones que, aunque no todas, sí son un paso enorme para iniciar el proceso de todos los responsables de lo ocurrido. Y es que hablamos de una tragedia que denota las redes de corrupción inmersas en los más altos niveles de poder. Una corrupción pura, sin nada que ver con el narcotráfico, al menos no una droga fabricada por laboratorios clandestinos o sembrada en parcelas en el corazón de las sierras, sino de la favorita del género humano: el poder. Esa idea de poder hacerlo todo por el simple hecho de saberse en un puesto que lo permite casi todo. Influencias y tráfico que nunca terminan.

La guardería ABC es un símbolo claro de esa corrupción que hizo al gobierno de Sonora quedarse estático y que intentara mover un par de piezas “hábiles”, para quedarse con los derechos de las investigaciones y, así, pagar un duelo y sanar las culpas, porque nada nos aseguraba que la investigación iba a llevarse a cabo y, de realizarse, que iba a tener un final.

Eduardo Medina-Mora cumplió el mandato del Presidente y al menos ya hay nueve nombres y una investigación que se está iniciando. También hay una opinión pública furiosa y atenta, y exige que por primera vez se le demuestre que en verdad nadie está por encima de la ley, que no hay apellidos, lazos o amistades de por medio que se lleven entre los pies el adolorido sistema de justicia del país.

Y es que, aunque parezca ridículo, no es sino hasta casi un mes de lo ocurrido cuando, de manera oficial y hasta que la PGR toma el caso, escuchamos a las autoridades decir que las instalaciones de la guardería y las bodegas acondicionadas como tales no cumplían con las condiciones necesarias, establecidas en normas federales y locales, ni en seguridad industrial y, evidentemente, mucho menos en protección civil. Vamos, según el dictamen que dio a conocer el procurador, no había siquiera extintores necesarios para un inmueble de esas dimensiones. Así de mal estaba la guardería ABC y así de mal se hicieron las inspecciones que aprobaron su funcionamiento.

A la par, el Senado de la República informó que el director del Instituto Mexicano del Seguro Social, Daniel Karam, será llamado a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para que dé cuentas de hasta qué grado el IMSS es responsable de lo ocurrido, qué tanta participación tuvo la delegación estatal de su institución para que las condiciones de la guardería no cumplieran ni las normas básicas de seguridad y funcionara sin salidas de emergencia.

Este es un primer paso, con muchos días de atraso, pero al menos se dio lo que todos esperábamos: nombres y apellidos de quienes ahora tienen la vida de 48 pequeños en su espalda.

Medina-Mora cumplió el mandato del Presidente y al menos ya hay nueve nombres y una investigación que se está iniciando.

julio 3, 2009 Posted by | Columnas | , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Si, y sólo si…

Por Yuriria Sierra

Casi un mes después de lo ocurrido en la guardería ABC en Hermosillo, Sonora, seguimos en las mismas, los niños que perdieron la vida a causa del incendio suman ya 48 y los responsables sólo hacen acto de aparición en los discursos de los funcionarios que advierten con su tono estudiado que “llegarán a las últimas consecuencias”, pero como sujetos sin nombre, lo mismo que han dicho desde el día de la tragedia.

Y es que, desde el 5 de junio, de inmediato salió información sobre probables responsables. Aunque las investigaciones apuntan a un corto circuito como causa del incendio, lo que nos ocupa es esa ola de corrupción que permitió que una bodega cubierta con polietileno fungiera como guardería y, sobre todo, que pasara las normas de inspección para ese tipo de inmuebles.

Comenzaron a sonar nombres, que iban desde familiares (aunque parientes lejanos) de Margarita Zavala, la esposa del Presidente, a Eduardo Bours, el actual gobernador sonorense. A los pocos días se supo que uno de los socios de la guardería ABC era José Manuel Matiella Urquides quien es padre de Gildardo Urquides Serrano, ex secretario de Finanzas del PRI de Sonora y que también es primo hermano del candidato del PRI al gobierno del estado, Alfonso Elías Serrano. Nada más…

Felipe Calderón anunció que las investigaciones deben dar como resultado la aprehensión de quienes sean responsables, sin importar de quienes se trate: “Caiga quien caiga, se tope donde se tope, porque estoy convencido de que los responsables de esta tragedia deben ser llevados a la justicia y sin distingos de ningún tipo, de relaciones políticas, de parentescos, de filiaciones partidistas”. Nada fuera de lugar, aunque sí un discurso bastante predecible, líneas conocidas y repetidas que quedan como señal de entendimiento y se van con el tiempo. Tenemos un archivo gordo de casos sin resolver.

Pero lo que sí estuvo fuera de lugar fue la propuesta que lanzó el gobernador del estado, quien ya ofreció un millón 400 mil pesos a las familias que hayan perdido a uno de sus integrantes en el incendio, pero sólo si ceden los derechos de la demanda al gobierno estatal.

O sea que, según Bours, las familias recibirán una indemnización más lo que se obtenga del resultado de las investigaciones, que no serían llevadas de manera particular, sino que el mismo gobierno de la entidad sería el encargado de demandarse casi a sí mismo para dar con los responsables.

Y es que si algo se le sumó al gobernador, además de la tragedia, fueron las críticas surgidas a raíz de su actitud. Su pasividad sólo le permitió decir las líneas que todo el tiempo escuchamos y de ahí que Germán Martínez, dirigente nacional del PAN, lo tache de arrogante. La propuesta del gobernador Bours llega después de que la Procuraduría General de la República atrajo la investigación. Tres semanas después de lo ocurrido, no hubo avance, nombres, nada que hiciera pensar que la Procuraduría de Justicia de Sonora tenía al menos un rumbo para la averiguación.

El gobierno de Bours busca con ese casi millón y medio de pesos pagar la deuda que su régimen hoy tiene con las familias de los niños fallecidos y con una sociedad que el domingo próximo irá a las urnas. No de gratis el mandatario dijo que presentará varias iniciativas de ley cuyo objetivo consiste en endurecer los castigos para los responsables de hechos parecidos a lo ocurrido en la guardería ABC.

Además propuso una reforma a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos para que quien no cumpla con sus funciones sea retirado definitivamente del cargo en lugar de sólo inhabilitarlo.

Propuestas que llegan de la mano de las elecciones y de un gobernador que muy a su manera intenta aprovechar la oportunidad para así pretender que, aunque sea una tragedia, todos ganan, como si la vida de alguno de esos niños tuviera un valor asignado.

Propuestas que llegan de la mano de las elecciones y de un mandatario que intenta aprovechar la oportunidad.

julio 3, 2009 Posted by | Columnas | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El factor guardería

Por Joaquín López-Doriga

Crece la indignación

Crece la indignación

En las elecciones generales de España, en marzo de 2004, el Partido Popular, con José María Aznar de jefe de gobierno y Mariano Rajoy como su candidato, le llevaba una ventaja irremontable al opositor José Luis Rodríguez Zapatero, del PSOE.

Aznar había gobernado ocho años, llevando a los españoles a un nuevo estadio de bienestar, en lo que se había montado la campaña de Rajoy, eje desde el cual había avasallado a Zapatero.

A una semana de las elecciones, el domingo 14 de marzo no había quien diera ganador a Zapatero, todo era para Rajoy, hasta que la mañana del jueves 11 se registró el más grave atentado terrorista en la historia de España, al estallar una serie de trenes de cercanías, siendo el referente la explosión en la estación Atocha, con un saldo de 191 muertos, mil 900 heridos y una España aturdida por el impacto y magnitud del ataque.

Desde el primer momento, el gobierno de Aznar y él mismo acusaron del golpe a la ETA, a pesar de las evidencias en contra, el modus operandi, y los explosivos utilizados, como le hicieron saber sus propios servicios de inteligencia.

Todo fue inútil. Aznar se montó en su macho, confiando que, en el marco del temor, se fortalecería el voto del miedo y beneficiaría a su partido, según su muy personal cálculo.
A la distancia, pensé que los españoles votarían mayoritariamente por Rajoy, porque no les daría tiempo de descifrar la estrategia oficial.

Lo que siguió en los dos días siguientes habrán de estudiarlo algún día: la sociedad, española, apesadumbrada por el golpe terrorista e indignada por la manipulación informativa del gobierno, lanzó una alucinante campaña de recados por el celular, invirtiendo en 48 horas las preferencias y dando la presidencia, con su voto en las urnas, a Zapatero.

Esto lo traigo a colación por el caso Sonora.

No veo cómo le puedan ganar una elección a un gobernador priista con su aparato oficial, el respaldo de su partido, el de Elba Ester Gordillo, con su SNTE y su Panal, y con el membrete del Verde.

Sólo la indignación organizada de la sociedad ante la tragedia de la guardería podría lograrlo.

Pero no sé si les dé tiempo.

Y tampoco si quieran.

julio 3, 2009 Posted by | Columnas | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

“Dan asco”

Por Javier Solórzano

Julio César Márquez es uno de los 48 padres de familia que perdieron a su hijo en la guardería ABC en Hermosillo el 5 de junio. “Me había quedado de ver con mi mujer para ir a comer y luego pasar por Yeye a la guardería. Primero fui a un mandado y de repente me di cuenta de que se estaba quemando algo cerca de donde estaba. Me asusté un poco porque me pareció una zona cercana a la guardería. Me fui para allá y como ya no había manera de pasar me tuve que cruzar los camellones para poder acercarme. Mi mujer me había hablado asustada porque le habían dicho que algo estaba pasando. Cuando ya no pude avanzar dejé el coche donde pude y me fui corriendo a la guardería. Estaba lleno de gente. Lo primero que pude ver fue cómo un joven en una troca trataba de tirar la pared de la guardería.

Solidaridad

Solidaridad

“Cuando me di cuenta traté de entrar. No me dejaron, y me dijeron que los niños habían sido llevados a casa aledañas. No lo encontré. Me alcanzó mi mujer y nos fuimos para el hospital. Cerca de las 11 de la noche nos dijeron que habían muerto 24 niños y que pasáramos para ver si entre ellos estaba el nuestro. Luego luego lo reconocimos. Al día siguiente lo enterramos.

“Han sido semanas de shock. No sabemos ni qué hacer. Vimos al procurador y nos prometió que se iba a investigar a fondo. ¿Que qué pienso de los políticos y las peleas que se traen entre ellos? La verdad es que dan asco. No les importamos, lo único que les importa son ellos. Soy hombre de fe y creo que tenemos que ayudarnos y rezar para fortalecernos. No sabe cómo nos ha animado la gente y cómo se ha portado bien con nosotros. Pero se lo vuelvo a decir, los políticos dan asco”.

Roberto Zavala tiene 26 años y trabaja en la Ford. Perdió a su primer hijo al mes que nació. Santiago Jesús estaba en la guardería el 5 de junio.

“Cuando me di cuenta del humo y que estaba cerca de la guardería tomé mi auto y me acerqué. Escuché que decían que se estaba incendiando la guardería. No se podía pasar y crucé el camellón con el coche. Cuando ya no se podía avanzar dejé el coche y corrí a la guardería. Había muchos policías armados. Pensé que había sido una balacera. Cuando vi la guardería me di cuenta de lo que había pasado. Me metí como pude. Todo estaba quemado. Ya se habían llevado a los niños a las casas cercanas o a los hospitales. En la noche identificamos a Santiago Jesús en el forense. Se murió de asfixia. El gobierno no ha hecho nada. Todos dicen que desde 2005 tenían el permiso para la guardería. No sé si voy a votar. Le quitaron el color a mi vida, hoy todo es gris. Ya no me importa nada. Cuando veo a los políticos sólo te puedo decir que me causan vergüenza. ¿Cómo es posible que nos gobiernen estos tipos?”.

¡OUUUCH! Desde el lunes, ya sin campañas políticas, no les va a quedar de otra al médico forense y al del “catarrito” que aclarar que el problema de fondo no es sólo la inseguridad y el narco, es también la economía.

julio 3, 2009 Posted by | Columnas, Reflexiones | , , , , , , , | Deja un comentario

Un mes de la tragedia + elecciones

Por Katia D’Artigues

El próximo domingo —además de día electoral— se cumple el primer mes del crimen disfrazado de incendio en la guardería ABC de Hermosillo. Un resumen de qué tenemos a este día, cosas que pasan en México:

Un director del IMSS que esconde la lista de las guarderías subrogadas en todo el país. Lleva dos semanas buscándolas (o… armándolas, rasurándolas, editándolas). ¿Qué contienen que no lo quieren dar a conocer antes de las elecciones?

Eso sí, deslindes hay: se filtra que Marta Sahagún tenía una y ella lo niega.

Una Comisión Permanente del Congreso de la Unión que cita a Karam a comparecer hasta el próximo 16 de julio, en 13 días. ¿Más tiempo? ¿Como para qué?

Un procurador general, Eduardo Medina Mora, que informa: hay órdenes de aprehensión contra de nueve implicados en la tragedia: seis de los dueños de la guardería, sus dos apoderados legales y el ex delegado del IMSS en Sonora.

Peeeero… cosas de la justicia a la mexicana: pueden salir libres bajo fianza, estarían acusados por homicidio culposo, un delito “no grave”. Y eso si los detienen: ha habido tiempo suficiente para amparos, “desapariciones” voluntarias.

Un gobernador que trata de hacer suya una demanda civil, pero con la condición tramposa de que los deudos de los infantes le pasen los derechos de este recurso jurídico. Obvio, él les promete una buena indemnización. Es más, ante las críticas, Eduardo Bours dice que “ni le van ni le vienen”.

Vaya, hasta un presidente del PAN, Germán Martínez, que como decía ayer Lydia Cacho, parece “hiena golosa” por los votos que esta tragedia y un posible voto en contra del gobierno priísta le pueden dar a su partido.

Será mañana cuando en diversas partes del país las autoridades federales y estatales vean el enojo de la sociedad civil, ante la negligencia para encontrar culpables y fincar verdaderas responsabilidades.

Y un día después habrá elecciones…

julio 3, 2009 Posted by | Columnas | , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Elección sin justicia. Los ángulos perdidos.

Por Luis Alberto Medina

Si para el 5 de julio no hay justicia pareja en Sonora por la muerte, hasta hoy, de 48 niños de la Guardería ABC, el valor del voto será una nimiedad.
El Estado se convirtió en el epicentro del debate nacional cuando el movimiento ciudadano y de intelectuales pugnaban por el voto nulo. Algunos de los argumentos de esta iniciativa es que el sistema político – gubernamental en nuestro País ha llegado a su límite. Las autoridades han fallado. Los políticos solo saben mentir. El poder adquisitivo sigue concentrado en muy pocas manos. El Congreso de la Unión, donde se decide gran parte de la vida del País, ha fracasado. El voto, por el cual, en décadas luchó la sociedad mexicana como herramienta de poder para ser tomada en cuenta en las urnas, fue dilapidado en la transición del 2000. El sistema no cambió mucho. Las cosas, en su mayoría, siguieron igual: Corrupción, influyentismo, funcionarios de tercer nivel con sueldos de primer mundo, ausencia de cambios estructurales y una larga lista de pendientes. En medio de estos fundamentos estalló la tragedia de la guardería ABC.Y fue una prueba fehaciente. Contundente. Una demostración ejemplar de que en nuestro País las cosas cada vez están peor. El siniestro evidenció la torpeza de las autoridades de los tres niveles de Gobierno. La corrupción imperante en esa misma línea, el influyentismo (los dueños de la Guardería emparentados con el Gobernador, su Gabinete y Margarita Zavala, esposa del Presidente Calderón). La falta de visión en nuestras autoridades en prevenir una pérdida infantil que dolerá siempre en los corazones sonorenses. Se pudo haber evitado, todos coincidimos, si tuviéramos gobiernos sensibles a lo importante y no lo urgente. Previsibles a las acciones de largo plazo y no con visión cortoplacista.
El 5 de julio se cumplirá un mes de la pérdida de los 48 menores y, en este tiempo, la forma en que se decidió la impartición de justicia tiene su explicación en el modo de ejercerla, mediante la negociación, entre el Estado y la Federación. Es el fondo en cómo se intentó deslindar responsabilidades y, no la forma, lo que nos tiene estancados en esta infamia.

Sin sentido
Por eso ejercer el sufragio sería un voto sin justicia. Un voto vacio esperando a que Gobierno Federal y Gobierno del Estado nos den otra clase de cómo negociar la justicia y cómo impartirla sin tocar a los verdaderos responsables. Al menos eso fue lo que confirmó el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, cuando dijo en conferencia de prensa que si la PGR no atrajo el caso desde los primeros días, fue porque hubo un acuerdo con el Gobernador Eduardo Bours para aclarar a quién le tocaba deslindar responsabilidades en cada uno de los involucrados en la tragedia. Pasaron 19 días para que la autoridad federal actuara. Después de que la Procuraduría de Sonora falló en hacerlo.

Sin opción
Ante este escenario, ¿el sonorense se volcará con fervor en la urna para votar por el continuismo priista o avalar un cambio de Gobierno que no sabemos hasta dónde habrá una verdadera transformación que requiere el Estado? Es una respuesta al aire.
Por desgracia, para la democracia en Sonora, la contienda a Gobernador siempre ha surgido de una proceso polarizado. Sólo PAN y PRI disputan el poder. El PRD desaprovechó, una vez más, la oportunidad de demostrar a los sonorenses que es una opción de izquierda seria. Sin restarle méritos a su candidata Petra Santos, no supo elegir a un candidato líder que saliera adelante en esta desgracia que involucra al Gobierno priista y al Gobierno panista.
Pero lo más grave del caso, y es el foco central de esta entrega, es que la impartición de justicia que hizo el Gobierno del Estado con la aprehensión de los siete trabajadores de menor rango de la Secretaría de Hacienda Estatal, como el bodeguero, archivistas, técnicos analistas, fue una salida fallida a la problemática. Fue una burla e insulto a la muerte de esos menores, a los padres que reclaman justicia y a todos los sonorenses. La tercera marcha por la justicia, el sábado pasado, lo dice todo. Sumó más seguidores. De acuerdo a la crónica de Diego Osorno, publicada el pasado domingo en Milenio Diario, las voces de los manifestantes se alzaron para pedir la renuncia del Gobernador Eduardo Bours. Es un síntoma de que el Estado no quedó bien en su papel. Es una señal que el apoyo popular hacia el mandatario sonorense, que llegó a tener momentos de apoyo de hasta el 90% de aprobación ciudadana, se esfumó. Al menos en Hermosillo, donde el mismo mandatario estatal sabe que lo tienen perdido a de acuerdo a testimonios de colegas que platicaron con en en corto.

Con la misma tijera…
En el otro lado, la aprehensión contra la coordinadora zonal de guarderías del IMSS, sin derecho a fianza, auspiciada por la PGR, es justicia a medias. Y, justicia a medias, no vale en este carnal de complicidades.
Daniel Karam, el director del Seguro Social, se comprometió hace dos semanas a publicar la lista de concesionarios de las guarderías en el País. Hasta hoy, no lo ha hecho. ¿Pues qué, quiénes y por qué están en esa lista que la autoridad federal se ha negado a publicar?, Como dice Ivonne Melgar ¡¿Tanto apesta?!
El director del IMSS tenía que haber comparecido en el Senado la semana pasada. Gracias a la operación política de legisladores panistas y funcionarios federales, logró que su presentación se pospusiera hasta después del 5 de julio. Así como para que no le afecte al PAN Gobierno. O ¿Qué otro motivo hay detrás de la prórroga legislativa a Karam para que rinda cuentas ante el Congreso de la Unión? ¿O qué nos pueden decir respecto a la tardanza en la publicación de los dueños de las guarderías del País? No hay otra explicación más que el interés político a no perder en las urnas.
Estado y Federación han fallado en la impartición de justicia. En este caso no se trata de santos y pecadores, culpables e inocentes, técnicos y rudos o limpios y sucios. Gobierno Federal, vía IMSS, Estado, vía Secretaría de Hacienda y Protección Civil, Municipio, en Protección Civil y Concesionarios, o sea, los dueños, son legalmente responsables de la tragedia.
Los dueños de la guardería, como sabemos, son allegados al Gobernador, y sobre todo, están emparentados con gente cercana al mandatario estatal: Epifanio Salido Pavlovich, candidato a la Alcaldía.
Del lado federal, una de las dueñas está emparentada con Margarita Zavala, esposa del Presidente Calderón. La red familiar de raigambre panista y priista postergó y complicó la impartición de justicia en Sonora.

El origen del oprobio
El pasado viernes 12 de junio se reunieron en Hermosillo, en la casa de Gobierno de la colonia Pitic, donde vive el Gobernador Eduardo Bours, el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, el procurador Eduardo Medina Mora y el mandatario estatal. Poco, o casi nada, se supo de lo que hablaron. La reunión duró un par de horas. Fue, por supuesto, a puerta cerrada. He buscado información off récord que haya filtrado alguna de las partes y no le he encontrado. Pero de acuerdo a las declaraciones del secretario de Gobernación, podemos deducir de qué hablaron y a qué acuerdos llegaron. Acuerdos que terminaron en dilatar la acción de la justicia en Sonora. Un acuerdo impúdico. Sí. A nadie informaron qué fue lo que decidieron. Pero en la conferencia de prensa del pasado 24 de junio, en un hotel de la Ciudad de México, para responder a los señalamientos duros del Gobernador Bours, el secretario de Gobernación se encargó de disipar dudas al respecto. Fue claro y contundente:
“En los acuerdos que se hicieron para hacer la investigación conjunta, se establecieron la división de tareas. Parte de que tomara tiempo la investigación, más tiempo del que estaba pidiendo la sociedad, resultaba de la necesidad de verificar algunas periciales técnicas en materia de ingeniería y construcción civil que se planteaban de largo alcance. Parte de la tensión fue entre el Gobierno Federal y el Gobierno Estatal, se basó sobre la valoración que sobre lo que existía en el expediente ya era suficiente para adoptar decisiones al respecto.
“Ante el compromiso de asumir una investigación conjunta, las partes obviamente que mantenían, a veces, visiones diferentes o diferenciadas, y a fin de actuar conjuntamente, pues hubo tensiones. Una de las tensiones fue el tiempo de respuesta.
“Al final, cuando las partes asumieron en conjunto que ya estaban dispuestos para ejercer las acciones penales, el mismo día las ejercitaron con suertes distintas, uno sobre 14 personas donde una denegaron para decir que era federal, y el otro contra cinco personas, sobre las cuales se obsequió en todos los casos las órdenes de aprehensión, dos ejecutadas y tres en vías de ejecutarse”, versión textual tomada de la transcripción oficial que hizo la PGR.

En síntesis: Ambos gobiernos acordaron retardar la impartición de justicia.
En la primera semana de la tragedia, Gobierno Federal o Estatal, vía Juez, pudieron haber solicitado por lo menos la presentación o arraigo de los dueños de la guardería. No lo hicieron. Los dueños litigaron en los medios, previa asesoría en el manejo de imagen, intentando evadir sus responsabilidades. Fue todo su presentación ante la justicia mediática.
Sí, el encarcelamiento a la coordinadora zonal de guarderías del IMSS, Irma Díaz, es solo un eslabón de la cadena de responsabilidades. Y, una vez más, la orden de aprehensión contra los siete funcionarios de Hacienda, son responsabilidades administrativas menores en comparación a los verdaderos responsables de alto nivel de la Secretaría de Hacienda.

Nuevo insulto
El Gobernador Eduardo Bours dijo en su pasada conferencia de prensa, el lunes, que para que los familiares recibieran el millón 400 mil pesos por la pérdidas de sus hijos, debían cederle los derechos para demandar en el caso de la tragedia.
“La idea es que si al pasarnos ellos, al darnos la facultad de que nosotros demandemos, nosotros les damos el millón 400, más o menos, y el compromiso, si ellos nos pasan los derechos de demanda que tienen, y el compromiso además, que si sale más dinero de eso, ese dinero es para ellos”; cita textual.
Esta fue la respuesta de la abogada Giovanna Valenzuela, en la Ciudad de México, por afuera de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, tras entrevistarse con el Ministro Presidente, Guillermo Ortíz Mayagoita, para que atraiga dicho organismo este caso:
“El condicionamiento es por ser tiempo electoral, cierre de campaña y porque. Precisamente. Los implicados tienen algún nexo con el Gobernador. Pero esto no resuelve el problema de fondo: el dinero. Es una burla. Le estas poniendo precio a lo que no tiene precio o, ¿tú vida tiene precio? Mucho menos la de un niño”.

Me reservo el comentario extra. La respuesta resume todo.

julio 1, 2009 Posted by | Columnas, Reflexiones | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Sarcasmo clarificador de Loret de Mola

Por Carlos Loret de Mola (Fragmento)

SACIAMORBOS

1.— Oficialmente, no se sabe quién es responsable de la tragedia en la guardería de Hermosillo, ni quién atacó al candidato panista de Sonora, ni quién secuestró a la hija de Nelson Vargas, ni quién es responsable de nueve de cada 10 ejecutados en la guerra contra el narcotráfico, ni quién raptó a 9 mil migrantes, ni dónde está El Chapo Guzmán, pero la muerte de Michael Jackson —la investigación ha concluido en Los Pinos— “se debe a un uso indebido y excesivo de drogas”. Case closed.

2.— En 24 días, Mahmud Ahmadineyad se reeligió en Irán, hubo protestas, las reprimió, la selección mexicana de futbol perdió ante El Salvador, ganó a Venezuela, empató con Guatemala, el TEPJF le quitó la candidatura a Clara Brugada, se la dio a Silvia Oliva, se hizo famoso Juanito, murió Michael Jackson, también Farrah Fawcet, ya hubo un huracán en México, un golpe de Estado en Honduras, se están yendo los soldados estadounidenses de Irak, pero el IMSS no ha podido dar la lista de quiénes tienen las guarderías subrogadas.

junio 30, 2009 Posted by | Columnas | , , , | Deja un comentario