Contra la censura

Burlando el cerco informativo en Sonora

Micrositio

Micrositio interesante:

http://www.exonline.com.mx/exparallevar/especiales/guarderiaABC/

julio 10, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Hasta las últimas consecuencias?

Por Mayté Noriega

Ha pasado un mes del incendio en la guardería ABC de Hermosillo. Y no fue sino hasta hace un par de días cuando el procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, anunció que se girarían nueve órdenes de aprehensión más contra algunos de los dueños y socios de la guardería, dos de sus apoderados legales y el ex delegado estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social.

No ha habido autoridad alguna que se haya puesto a pensar en el sufrimiento de los padres de los niños muertos, 48 hasta hoy, ni en el de los niños que, en diferentes hospitales, luchan por su vida en medio del dolor. Un dolor que no pueden imaginar los que vociferan y pronuncian discursos para salvar el pellejo. Un dolor que lastima a los padres de los niños quemados porque nada pueden hacer para eliminar el que sus hijos sienten. Además de eso, a quién le importa la culpa de las madres por haber dejado en esa guardería a sus hijos, por una necesidad imperiosa que es la de trabajar en un país en el que la crisis se ceba sobre los más débiles y vulnerables, las mujeres y los niños.

Ninguna de las autoridades que ha visto transcurrir este mes acusando a otros y tratando de evadir su responsabilidad puede imaginar la tortura de tener a un hijo hospitalizado. Servicios ineficientes, falta de equipo, de instrumental y de medicamentos. Médicos cansados, con prisa, enfermeras indiferentes, prepotentes, poco solidarias, horarios rígidos, trato inhumano y tantas cosas más que se podrían enumerar porque para nadie es un misterio que los servicios de salud en México son una pesadilla.

La situación de los padres de los niños que fueron trasladados a los hospitales Shriners en Sacramento y Cincinnati no es mejor. Tienen la certeza de que sus hijos estarán bien atendidos, pero están solos en un país ajeno sin el apoyo de amigos y familiares, tan necesario en estos casos. Ven a sus hijos evolucionar lentamente, sometidos a incontables cirugías que habrán de corregir, poco a poco, y hasta donde es posible, las huellas de las quemaduras.

Y durante un mes las autoridades federales y estatales no han hecho otra cosa que culparse mutuamente. No han hecho otra cosa que evadir el problema, porque tenían ante sí el 5 de julio y sus posiciones políticas y los dineros que éstas les dan.

Pero por desgracia el desaseo en la investigación, la lentitud en la respuesta, la desinformación y la falta de la misma (todavía el IMSS no da a conocer la lista de las guarderías subrogadas) y la palabrería hueca con la que han pretendido llenar los espacios que ha dejado su falta de autoridad de todo tipo se prestan a suspicacias.

Cuando el procurador Medina Mora anuncia las nuevas consignaciones, al día siguiente de que el presidente Felipe Calderón anunciara que se aplicaría la justicia “caiga quien caiga”, se informa que varios inculpados ya están fuera del país, la mayoría de ellos familiares del gobernador Eduardo Bours.

Tal vez por ello se hizo tan cansada la investigación, tal vez por ello se anunció públicamente la solicitud de las nuevas órdenes de aprehensión. A final de cuentas, siempre les queda la posibilidad de argumentar que quisieron hacer justicia pero ya no encuentran a los culpables. La historia de siempre. Se llegará hasta las “últimas consecuencias”, que debe ser un lugar que desapareció hace mucho tiempo, como la isla Bermeja.

julio 4, 2009 Posted by | Columnas | , , , , , , , | Deja un comentario

Tráfico de influencias.

Tráfico de influencias es la forma más elegante de llamarle.
Un gran tinglado de tráfico de influencias, sobre tráfico de influencias, sobre tráfico de influencias.

Primero. Antonio Salido, real socio de la guardería y no su esposa Marcia Gómez del Campo, es informado del incendio por el mismisimo gobernador Bours en persona, quien lo abraza y se lo trae en el vuelo privado que lo regresó a Sonora.

Segundo. Por varios días, las autoridades locales se niegan a dar los nombres de los dueños, hasta que dichos nombres empiezan a “brotar” por otros lugares como los apartados para comentarios de sus notas que tiene El Imparcial, entre otros periódicos.
Ya no había nada que hacer, los nombres eran de dominio público y por fin los dicen. Más bien los confirman.

Tercero. La autoridad local se tarda varios días, pero varios, para decir al final que no son competentes para darle cause a la investigación porque se trata de una guardería subrogada.

Cuarto. El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, el gobernador, Eduardo Bours, y demás “colaboradores” escriben en la Casa de Gobierno el guión de cómo se hará la representación teatral de las investigaciones.

Cinco. Los dueños de la guardería intentan ampararse contra la acción de la justicia, pero el beneficio les es denegado.

Seis. Gómez Mont y Bours empiezan las escaramusas públicas, y la PGR atrae el caso. Ya han pasado no días, semanas.

Seis. Se giran las órdenes de aprehensión, pero, oh sorpresa, los dueños de la guardería ya se encuentran “refugiados” en algún punto de Canadá.

Que buenos escritores. Un poco más y su farsa se vuelve una comedia digna de Woody Allen.

julio 3, 2009 Posted by | Reflexiones | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Si, y sólo si…

Por Yuriria Sierra

Casi un mes después de lo ocurrido en la guardería ABC en Hermosillo, Sonora, seguimos en las mismas, los niños que perdieron la vida a causa del incendio suman ya 48 y los responsables sólo hacen acto de aparición en los discursos de los funcionarios que advierten con su tono estudiado que “llegarán a las últimas consecuencias”, pero como sujetos sin nombre, lo mismo que han dicho desde el día de la tragedia.

Y es que, desde el 5 de junio, de inmediato salió información sobre probables responsables. Aunque las investigaciones apuntan a un corto circuito como causa del incendio, lo que nos ocupa es esa ola de corrupción que permitió que una bodega cubierta con polietileno fungiera como guardería y, sobre todo, que pasara las normas de inspección para ese tipo de inmuebles.

Comenzaron a sonar nombres, que iban desde familiares (aunque parientes lejanos) de Margarita Zavala, la esposa del Presidente, a Eduardo Bours, el actual gobernador sonorense. A los pocos días se supo que uno de los socios de la guardería ABC era José Manuel Matiella Urquides quien es padre de Gildardo Urquides Serrano, ex secretario de Finanzas del PRI de Sonora y que también es primo hermano del candidato del PRI al gobierno del estado, Alfonso Elías Serrano. Nada más…

Felipe Calderón anunció que las investigaciones deben dar como resultado la aprehensión de quienes sean responsables, sin importar de quienes se trate: “Caiga quien caiga, se tope donde se tope, porque estoy convencido de que los responsables de esta tragedia deben ser llevados a la justicia y sin distingos de ningún tipo, de relaciones políticas, de parentescos, de filiaciones partidistas”. Nada fuera de lugar, aunque sí un discurso bastante predecible, líneas conocidas y repetidas que quedan como señal de entendimiento y se van con el tiempo. Tenemos un archivo gordo de casos sin resolver.

Pero lo que sí estuvo fuera de lugar fue la propuesta que lanzó el gobernador del estado, quien ya ofreció un millón 400 mil pesos a las familias que hayan perdido a uno de sus integrantes en el incendio, pero sólo si ceden los derechos de la demanda al gobierno estatal.

O sea que, según Bours, las familias recibirán una indemnización más lo que se obtenga del resultado de las investigaciones, que no serían llevadas de manera particular, sino que el mismo gobierno de la entidad sería el encargado de demandarse casi a sí mismo para dar con los responsables.

Y es que si algo se le sumó al gobernador, además de la tragedia, fueron las críticas surgidas a raíz de su actitud. Su pasividad sólo le permitió decir las líneas que todo el tiempo escuchamos y de ahí que Germán Martínez, dirigente nacional del PAN, lo tache de arrogante. La propuesta del gobernador Bours llega después de que la Procuraduría General de la República atrajo la investigación. Tres semanas después de lo ocurrido, no hubo avance, nombres, nada que hiciera pensar que la Procuraduría de Justicia de Sonora tenía al menos un rumbo para la averiguación.

El gobierno de Bours busca con ese casi millón y medio de pesos pagar la deuda que su régimen hoy tiene con las familias de los niños fallecidos y con una sociedad que el domingo próximo irá a las urnas. No de gratis el mandatario dijo que presentará varias iniciativas de ley cuyo objetivo consiste en endurecer los castigos para los responsables de hechos parecidos a lo ocurrido en la guardería ABC.

Además propuso una reforma a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos para que quien no cumpla con sus funciones sea retirado definitivamente del cargo en lugar de sólo inhabilitarlo.

Propuestas que llegan de la mano de las elecciones y de un gobernador que muy a su manera intenta aprovechar la oportunidad para así pretender que, aunque sea una tragedia, todos ganan, como si la vida de alguno de esos niños tuviera un valor asignado.

Propuestas que llegan de la mano de las elecciones y de un mandatario que intenta aprovechar la oportunidad.

julio 3, 2009 Posted by | Columnas | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El uso de la tragedia

Escrito por José Carreño Carlón

Desde las primeras horas que siguieron al incendio de la guardería de Hermosillo, las partes cayeron en la utilización más despiadada de los niños muertos como misiles para la guerra electoral y

José Carreño

José Carreño

el ajuste de cuentas entre jefes políticos.
A 19 días de la tragedia que hasta ahora ha causado la muerte de 47 niños y bebés, además de un trauma profundo en la sociedad sonorense, nacional e internacional, apenas esta semana se registraron las primeras actuaciones legales —pobres, opacas y tardías— en medio de un tiroteo —ese sí nutrido e incesante desde el primer momento— de actuaciones mediáticas de los poderes involucrados para sesgar el establecimiento de responsabilidades.
El primer saldo de la utilización de las víctimas en la guerra mediática —intensificada ante las vacilaciones y postergaciones en la aplicación de la ley— se expresa en una creciente animadversión al gobierno local, priísta, en el que el gobierno federal, panista, decidió confinar las responsabilidades a través de los espacios que le son afines en los medios.
De allí la festinación del PAN del anuncio de su triunfo —inevitable, dice— en las elecciones de dentro de 10 días para decidir, con la gubernatura del estado, las presidencias municipales y el Congreso estatal, además de las diputaciones federales.

Ganadores y perdedores
Así, el funesto capital de los niños muertos, sumado a los errores del IFE en la determinación de las pautas publicitarias de los partidos en los medios, podría llevar muy pronto a Sonora a competir con Nuevo León por el título del estado con la elección más conflictiva de la temporada.
En el otro uso de los niños muertos, el que se da en las guerras entre los jefes políticos del PRI, el gobernador Eduardo Bours ha llevado también la peor parte, tanto por las malquerencias que acumuló entre actores políticos y mediáticos a lo largo de su sexenio, como por su pésima gestión de esta crisis, en la que ha logrado ponerse en el centro del rechazo público. A ello hay que agregar, por si hiciera falta, la activación en su contra de importantes espacios mediáticos afines al ex gobernador Manlio Fabio Beltrones, enemigo declarado del actual gobernador.
Y como ya se sabe que la política hace extraños compañeros de cama, tanto el gobierno panista del presidente Calderón como el PRI del poderoso senador Beltrones parecieron deponer sus hostilidades por unos días: sólo mientras el priísta remueve la piedra de Sonora en su camino para afianzar el control de su partido, y el panismo trata de cobrar la gubernatura de ese estado.

Bandos y medios
Pero el saldo de la cobertura informativa tampoco es para enorgullecer al gremio periodístico. A diferencia de medios como EL UNIVERSAL, que ha mantenido la crítica a todos los poderes involucrados, los usos mediáticos de los niños muertos han estado al servicio de los bandos confrontados, ya sea en el dudoso control de daños en que se enfrascaron el IMSS y el gobierno del estado o en la explotación de la tragedia por cuenta de los enemigos del gobernador, de las actuales y anteriores cabezas del IMSS o de la familia presidencial. A ello se agregó la ya conocida ausencia de nociones mínimas de los principios de legalidad y de deslinde de responsabilidades jurídicas en buena parte de nuestros medios.
Todo esto enturbió los hechos básicos, obvios, a investigar, reportear y comentar, con una serie de elementos de distracción puestos a circular por las partes, involucrando situaciones y personajes que era imposible vincular con la tragedia con un mínimo de racionalidad, lo cual ensombreció por más de dos semanas la agenda pública, es decir, la conversación y la discusión públicas sobre aquellos hechos.
Así ante tan jaloneada gestión de crisis y tan sesgada cobertura mediática, no es extraño que a las protestas por la falta de acción legal se unan ahora las protestas por las primeras, tardías e inconvincentes acciones jurídicas de todos los órdenes de gobierno.

jose.carreno@uia.mx
Académico

junio 24, 2009 Posted by | Columnas | , , , , , , | Deja un comentario

Atrae PGR total investigación del incendio en guardería

La Procuraduría General de la República (PGR) ejercitó la facultad de atracción del caso del incendio que afectó a la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, por el cual 47 menores de edad han

Fernando Gómez Mont, secretario de Gobernación

Fernando Gómez Mont, secretario de Gobernación

perdido la vida.

En conferencia de prensa, el titular de la PGR, Eduardo Medina Mora, indicó que en su momento ejercitará acción penal “contra todos los probables responsables, sin que para ello sea obstáculo alguno que sean particulares o servidores públicos, independientemente de que presten su servicio en el orden federal, estatal o municipal”.

¡VAYA! Tenían que pelearse Bours y Calderón para poder tener justicia en la tragedia.  Al final no importa, queremos llegue la anhelada justicia.

junio 24, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , , | Deja un comentario

Crece la indignación

Por Ana María Salazar

Crece la indignación. A dos semanas del incendio en la guardería ABC en Hermosillo, Sonora, que ha resultado, hasta la fecha, en la muerte de 46 niños, no vemos que pase nada.
En lugar de irse perdiendo el interés por el paso del tiempo y las cortinas de humo, surgen más y más voces exigiendo que la trágica muerte de estos niños no quede impune.

Continúa la competencia para ver a quién le van a “tirar la bolita”, como una estrategia de repartir la culpabilidad tanto entre los socios de la guardería, el gobierno federal, el Ejecutivo estatal,

Crece la indignación

Crece la indignación

así como el municipal, reduciendo las posibilidades de que alguien reciba un castigo ejemplar.

¿Por qué es tan importante identificar los posibles culpables lo más pronto posible? Porque mientras más tiempo pasa, las pruebas se pierden, la nota desaparece de los medios de comunicación y se incrementa la posibilidad de que los responsables, al igual que las pruebas, se desaparezcan.

El buscar repartir culpas literalmente ha paralizado a los gobiernos federal, estatal y municipal, razón por el cual no han tomado los pasos inmediatos que eran obvios: además de asegurar la mejor atención médica adecuada para los pequeños, era indispensable ordenar la revisión o el cierre inmediato y temporal de todas las guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Hermosillo, o posiblemente en el estado.

Además de estas medidas urgentes, el mismo viernes del incidente debían haber detenido de manera precautoria, mientras se deslindaban las responsabilidades, a todas las personas (particulares y funcionarios públicos) que estuvieran vinculadas con esta tragedia.

Un severo castigo penal serviría de ejemplo para que en el futuro los funcionarios y empresarios asuman con responsabilidad la delicada tarea de cuidar niños, y además para que todos como sociedad tomemos conciencia de la importancia de la prevención.

En lo que se refiere a la investigación penal, yo me pregunto: ¿qué hubiera pasado si las 46 víctimas hubieran provenido de la clase social acomodada de Hermosillo? ¿Los socios de la guardería ya hubieran sido encarcelados si no fueran miembros de la clase dorada de esa ciudad o no tuvieran vínculos con los gobiernos estatal y federal?

¿Entienden el procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, y el procurador de Justicia del estado de Sonora, Abel Murrieta Gutiérrez, que la investigación de la tragedia en la guardería ABC es la investigación más importante que tienen en sus manos en este momento y definirá la credibilidad de las instituciones que representan? ¿Qué caso puede ser más relevante que la muerte de 46 niños?

Ante la tragedia en Hermosillo, ¿cuántos papás estuvieron estos días más cerca de sus hijos y cuántas madres se acuerdan cada mañana de las imágenes del incendio al dejar a sus pequeños en una guardería?

Hermosillo será recordada de ahora en adelante como la ciudad en donde más niños murieron en un incidente de esta naturaleza. Por esta razón es importante que tomemos los pasos necesarios para asegurar que nunca más muera o se lastime un niño por negligencia en una guardería o escuela de nuestras comunidades.

Mi gran temor es que México pase a la historia como una sociedad que permitió que murieran 46 niños, debido a la negligencia, la avaricia y la incompetencia de pocos, sin que se impusiera un castigo ejemplar.

Qué vergüenza.

anamaria@anamariasalazar.com

http://www.anamariasalazar.com
Analista política

junio 19, 2009 Posted by | Columnas | , , , | Deja un comentario