Contra la censura

Burlando el cerco informativo en Sonora

Dream Team legal para dueños de la guardería ABC

Por Alfredo Méndez

¿Y los dueños, gobernador?

¿Y los dueños, gobernador?

El despacho jurídico y notarial que encabeza el doctor en derecho, Jorge Pesqueira Leal, coordinador del posgrado de la materia en la Universidad de Sonora, asumió la defensa de los propietarios de la guardería ABC de Hermosillo, en la cual ocurrió un incendio el pasado 5 de junio que dejó un saldo de 48 niños muertos, informaron ayer fuentes del gobierno federal.

Pesqueira, influyente abogado de la entidad que en 2004 presidió la Comisión de Seguridad Pública del Congreso sonorense –agrupación de reconocidos abogados que fue creada para elaborar, aplicar y evaluar los exámenes de oposición para ocupar las plazas vacantes de agentes del Ministerio Público en la entidad–, ha sido profesor de varios jueces penales, notarios, fiscales y ex procuradores locales.

En tanto, otro abogado de ese despacho informó ayer a La Jornada que los inculpados, entre ellos Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo –prima de Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón–, se encuentran ocultos en algún lugar del extranjero.

Indicó, que los ahora prófugos regresaran a Hermosillo para presentarse ante el juez federal que ordenó su aprehensión una vez que cuenten con un amparo.

El pasado sábado, la PGR informó que el juzgado primero de distrito en materia de procesos penales federales libró una orden de aprehensión en contra de nueve personas acusadas de 48 homicidios culposos.

Aunque la dependencia federal no proporcionó los nombres, fuentes consultadas por este diario revelaron que las órdenes de captura se libraron en contra de Gildardo Urquides Serrano, ex tesorero del PRI estatal; Sandra Lucía Téllez Nieves, su esposa; María Fernanda Camou Guillot, Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo y su esposo, Antonio Salido, ex director administrativo de la Secretaría de Infra- estructura y Desarrollo Urbano.

La lista incluye a Arturo Leyva Lizárraga, ex delegado del IMSS en Sonora; Marcelo Meouchi, ex apoderado legal de los socios de la guardería; José Manuel Matiella Urquides, actual apoderado legal, y Norma Cecilia Mendoza Bermúdez de Matiella, arrendadora del predio donde se encontraba la guardería.

Anuncios

julio 7, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Influyó caso ABC en rumbo de elección: Bours

Por Danilo Luna

Hablar de los resultados de la jornada electoral le toca al partido (PRI) y al candidato (Alfonso Elías Serrano), comentó Eduardo Bours Castelo durante su primer conferencia de prensa después de los comicios que apuntan una clara tendencia al triunfo del Partido Acción Nacional, en las contiendas por la gubernatura de Sonora y la alcaldía de Hermosillo.

Eduardo Bours

Eduardo Bours

El mandatario estatal destacó que hubo una cantidad de votantes inferior a la de los comicios de 2003, en parte debido a lo que calificó como un mal manejo de la información en el caso de la guardería ABC.

Señaló que un periódico local publicó el día de las elecciones un desplegado en contra del Gobierno del Estado; no descartó que eso influyera en la virtual derrota del PRI.

“Yo creo que la manipulación del caso de la guardería afectó el rumbo de la elección, yo sí creo. Y creo que este manejo que se le ha dado incluyendo los desplegados del día de ayer, obviamente tuvo un impacto”, aseveró.

Ante la pregunta de un medio de comunicación internacional de que representa para él ser el último gobernador priista en el Estado, Bours Castelo simplemente contestó, “Ya veremos”.

julio 6, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Demandan a IMSS por mil millones de pesos

Por Francisco Gómez

Marcha DF, Foto: Luis Alberto Medina

Marcha DF, Foto: Luis Alberto Medina

Un tribunal federal dio entrada a la primera demanda contra el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y su titular, Daniel Karam Toumeh, por daño moral por mil millones de pesos, a causa de las heridas y lesiones permanentes sufridas por una de las víctimas del incendio de la guardería ABC, de Hermosillo, Sonora.

La acusación por conductas y actividades administrativas irregulares e ilícitas, que desembocaron en daños contra la menor, incluye también a la directora de guarderías del IMSS, Carla Rochín Nieto, y a la ex directora del área, Dora García Kobeh.

La demanda presentada ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa por los representantes legales de Vania Vanesa Carmona Córdova —una niña de siete meses que resultó con quemaduras en casi todo el cuerpo, y que le dejarán daños permanentes—, será analizada por la magistrada Consuelo Arce Rodea, integrante de la Segunda Sala Regional Metropolitana del organismo.

Por lo pronto, se solicitó la comparecencia “personalísima” del director del Seguro Social, Daniel Karam Toumeh, y de García Kobeh y Rochín Nieto, además del representante legal de ese instituto.

Expediente abierto

De acuerdo con el expediente 17294/09-17-02-7, al cual tuvo acceso EL UNIVERSAL, los padres de la menor afectada, Carolina Esther Córdova y Alonso Carmona, decidieron promover el “procedimiento de reclamación de responsabilidad patrimonial del Estado” contra los funcionarios antes citados, luego de considerar que todos ellos incurrieron en conductas y actividades administrativas irregulares e ilícitas que se encuadran y están sancionadas por la Ley Federal de Responsabilidad Patrimonial del Estado y el Código Civil, por lo cual piden una indemnización no menor a mil millones de pesos.

El incendio ocurrido el 5 de junio pasado en la guardería ABC ha dejado hasta el momento un saldo de 48 niños muertos por quemaduras e intoxicación, además de otros menores que actualmente se encuentran hospitalizados por las lesiones sufridas durante el siniestro, hechos que la Suprema Corte de Justicia de la Nación analiza atraer para su investigación.

Piden reparar daño moral

En lo que respecta a la demanda por daño moral, los padres de la menor —actualmente internada en el hospital San José, en Hermosillo, Sonora— exigieron que una vez que sea dictada la sentencia correspondiente, un extracto de la misma —que refleje adecuadamente su naturaleza y alcance— sea publicado en los medios de comunicación que determine el citado tribunal; además, los padres de la niña pidieron que el IMSS se haga cargo de los costos del proceso.

Fotos como pruebas

En la demanda interpuesta se anexaron las fotos de Vania, con las quemaduras que sufrió en diversas partes de su cuerpo; se aprecian las lesiones e intervenciones quirúrgicas a las que ha sido sometida desde el momento en que fue rescatada del fuego por su propio padre. Las impresiones constituyen parte de las pruebas aportadas para acreditar la presunta responsabilidad de las autoridades.

La querella es independiente de las acciones civiles y penales que puedan derivarse del caso de daño moral contemplado en la Ley Federal de Responsabilidad Patrimonial del Estado, ésto último acreditado —según los padres y apoderados legales— por las lesiones físicas que sufrió la menor durante el incendio.

Según el contenido de la demanda, fue administrativamente irregular e ilícito que las averiguaciones previas abiertas sean manejadas como asuntos especiales y no se determine en forma transparente la responsabilidad de los servidores públicos involucrados, lo mismo que a la fecha, y no obstante existir señalamientos precisos, no hay citación de autoridades responsables, ni comparecencias frente a los afectados.

También califican de irregular e ilegal el hecho de que las autoridades del IMSS se conduzcan frente a los agraviados o afectados como si la tragedia se tratara de un accidente laboral, cuando —según el texto— estamos ante una responsabilidad objetiva del Estado que causa daño moral.

julio 4, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , | 1 comentario

Posición de la UNICEF frente a la tragedia de ABC

Tomado del Facebook del maestro Natchio

Jesús Antonio (+)

Jesús Antonio (+)

Desde el día que ocurrió el fatal hecho, UNICEF ha estado al tanto de los acontecimientos y comparte el dolor y la impotencia de los padres de familia y ciudadanos en general.

Para UNICEF es de crucial importancia que la investigación iniciada por las autoridades para esclarecer las posibles causas del incendio y deslindar responsabilidades correspondientes llegue a sus últimas consecuencias, tal como lo han expresado los diferentes niveles de gobierno.

Desde nuestra posición como organismo internacional cuya causa es la defensa y promoción de los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes en el mundo, no tenemos atribuciones para realizar investigaciones del orden judicial, pero hemos externado, y lo seguiremos haciendo, en diversos escenarios la necesidad de que se aclaren todas las causas que provocaron la tragedia para que ésta no se repita.

Es por este motivo que UNICEF considera necesario, y así lo ha expresado públicamente, que se dé a la comunidad la certeza de que las guarderías y todos los establecimientos escolares del país cuenten con las medidas de prevención, seguridad y supervisión adecuadas para que los niños y niñas no se encuentren expuestos a ningún tipo de riesgo.

Hemos escuchado que los diferentes niveles de gobierno han anunciado acciones para evaluar las condiciones de las instalaciones que albergan niños; ante estos pronunciamientos, nuestra petición es que dichas acciones sean reales, permanentes y exhaustivas para que de ahí se derive un plan de acción integral que permita tener la certeza de que los niños no se encuentren expuestos a ningún tipo de riesgo en las instituciones a las que los padres de familia confían su cuidado. Este plan de acción debe incluir, entre otros aspectos, inversión en la rehabilitación física de los espacios, capacitación de las personas responsables de los mismos, clarificación de las responsabilidades de todas las partes involucradas.

Para UNICEF es absolutamente necesario, y también lo externamos públicamente, que las familias, los niños y la comunidad tengan la certeza de que contarán con el apoyo permanente y total de las autoridades para enfrentar tragedias como la ocurrida en Hermosillo.

UNICEF-México
Paseo de la Reforma 645
Col. Lomas de Chapultepec
11000 México, D.F.
Telephone: 5284-9530
Facsimile: 5284-9538
E-mail: mexico@unicef.org
Web: http://www.unicef.org/mexico
__________________________

For every child
Health, Education, Equality, Protection
ADVANCE HUMANITY

julio 3, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , | Deja un comentario

No tengo nada qué perder… ya me lo quitaron todo

El Zancudo

(No mata, pero hace roncha)
 
Arturo Soto Munguía 
   
La salida de la marcha tiene un aire de duelo. Como de tristeza. Como adelantándose al día siguiente, cuando falleció Ximena, la pequeña de dos años que no sobrevivió a las quemaduras provocadas en el incendio de la Guardería ABC.
Esta vez ni siquiera el lastimero sax de la primera marcha rompe el silencio.
Pero es mejor, porque veces hay en que un sax puede ser el más violento incitador a la tristeza. Al lamento. Al llanto.
Un sax aquí, donde miles se están reuniendo para salir a caminar y en cada paso repetir como eco el enojo, la impotencia, el dolor, las ganas de decir ¡ya basta!, pero de a deveras.
No el ya basta que se repite cada cinco minutos en las radios y las televisoras estatales y no estatales, sino el ya basta que aparece en las miradas de la gente que sale al paso de la marcha; de los automovilistas que saludan y bajan la mirada en silencio; del señor que se santigua en la banqueta de la iglesia de San José, donde las campanas repicaron durante todo el tiempo que duró en pasar el contingente.
En la guardería las paredes son azules y amarillas. Y negras, pintadas por el humo que mató a muchos niños. Dos fotógrafos se dan maña, rompen de alguna manera el cerco policiaco, los listones de plástico amarillo que rodean el edificio, y suben para lograr su mejor toma.
Son periodistas.
Son los que están en todas partes, para que nada pase desapercibido, para que nada quede en el olvido.
Están trabajando pero la policía no entiende eso. Nosotros también estamos trabajando, dicen, y no les falta razón.
Los periodistas van en la marcha. Se suman, se pegan calcas en las camisas, se saludan. Saben que están escribiendo la historia y que la objetividad es un andamiaje teórico que no resiste el peso de las lágrimas.
 
II
 
Parafraseando a Jeff Durango, en la marcha nadie tiene ganas de reír.
La marcha abre brecha. Lleva a los padres de los niños muertos adelante. También a mujeres que llevan a sus niños en carreolas. Son ellos los que van abriendo brecha.
Son una línea de pequeños valientes que no tienen edad siquiera para caminar. Son como los que murieron, como los que están hospitalizados después de 15 días, algunos de ellos muy graves.
Una de ellas lleva una cartulina: “Justicia a nombre de mis compañeritos. Los extraño”.
La pequeña también estaba ahí cuando las llamas. También estaba ahí cuando el infierno.
Ahora son los que van al frente de la marcha. Son niños como los que murieron. Aún no saben hablar. No saben caminar ni andar en bicicleta ni patear una pelota ni hacer un atrapadón en el center field, que haga brincar a su padre hasta el cielo.
Los pequeños son vanguardia. Están viviendo una tragedia con la sonrisa ingenua en los labios y con esa sonrisa son vanguardia y van abriendo brecha rumbo al palacio de gobierno.
Están lejos de tener edad para votar, pero encabezan una de las marchas más importantes de la historia contemporánea de esta ciudad.
El señor de la iglesia se quita el sombrero y se santigua con la devoción de un creyente. Con el respeto que le merece la muerte. Con el sentimiento que le hace bajar la mirada y murmurar algo que sólo él entiende, mientras bendice a los niños que van al frente.
En la marcha, los únicos que sonríen son los candidatos a ganar el concurso de Photoshop.
Colgados de todos los postes, en colores intensos y brillantes, son tan ajenos al sentimiento de la gente, que sus panorámicas sonrisas ofenden. ¿De que se ríen?
 
III
 
En Parque de la Solidaridad estaba un ángel.
Medía casi tres metros. Era muy grande. Sus piernas eran muy largas y sus alas muy pequeñas, pero era un ángel. Se movía como un ángel.
Creo que la vi antes, ayudando a clavar el tacón de otro ser voluntario, que acudió a la marcha a decir ‘yo tampoco estoy de acuerdo’. Son muchachas y son zanqueras. Vinieron desde su corazón, porque sólo desde ahí se puede llegar a una marcha para exigir justicia por los niños que hoy son dolorosos huecos en los corazones que antes se llenaba con sus risas.
En ese crucero hay un ángel de zancos muy largos y alas muy cortas. Pero se mueve bien. Los movimientos de sus alas son lentos pero fuertes. Su rostro no refleja el cansancio sino el coraje.
Es una zanquera hermosa que mira pequeñito al policía municipal que dirige el tráfico para dejar libre el camino a la marcha.
Uno sigue dirigiendo el tráfico y la otra sigue moviendo sus alas, como para irse. Desde lo alto de sus zancos, desde el batir de sus alas de ángel, observa la marcha que camina rumbo a Palacio de Gobierno, a exigir justicia.
 
IV
 
 
En la calle los automovilistas no protestan. Aguantan minutos y minutos a que pase la marcha. No gritan, no se exasperan por el río de gente que les impide avanzar más rápido.
Bajan las ventanillas. Ven. Buscan con su mirada esperando encontrarse con su condición de madre, de padre que aguanta a pie firme la noticia de que su hijo ha muerto.
En la calle, todos se sienten víctimas. En la calle todos somos vulnerables.
 
V
Alguien debería decirle a la mamá de Germán, que no convierta el dolor en odio.
Explicarle que la suma de negligencias, complicidades y omisiones de los gobiernos que le arrancaron a su único hijo, no deben ser mencionadas, porque hacerlo la pueden convertir en un gusano que se arrastra por el lodo. Una oportunista.
Alguien debería decirle que su pequeño ya no se acurrucará en su pecho ni le iluminará la casa, porque está muerto.
Como otros 46 niños, que lo acompañaron en un infierno de fuego y gases tóxicos, y ahí mismo quedaron, ‘asegurados’ por el cinturón de su ‘portabebé’, en la guardería ABC, que ya apartó un lugar en la memoria social hermosillense.
La señora toma el micrófono. Está parada en el Kiosko de la Plaza Zaragoza, de cara al edificio que alberga los gobiernos estatal y municipal.
Detrás de ella, varios de los padres que perdieron a sus criaturas. Tienen flores en las manos y fotografías de sus hijos, pequeños y felices.
Las caras de esos niños tienen la alegría que se le fue a una pequeña rubia que, sosteniendo un gran cuadro con la imagen de la Virgen de Guadalupe, observa el mar de gente, desde el kiosko, a un lado de la mamá de Germán.
Los pequeños de las fotos son hermosos y felices. La pequeña rubia tiene los ojos cuajados de llanto y sus manitas aprietan el marco de la Guadalupana, mientras se muerde el labio inferior para contener un llanto que hubiera podido bañar a las cinco mil almas que frente a sus bellísimos ojos verdes coreaban ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia!
La mamá de Germán se anima y toma el micrófono. Y con la voz desgarrada en un grito que erizó la piel, sentenció: ¡Yo no los perdono!
 
VI
Los boquetes que un ciudadano abrió en las paredes de la guardería ABC, para ayudar a sacar a los pequeños, también sirvieron para sacar a la luz pública cómo es que se gobierna este país, México lindo y qué herido.
Se llama Abraham. Es el papá de Emilia, a la que de cariño, para chipilonearla, llamaba como la llamó en las últimas dos marchas “mi changa pedorra”.
Está frente a miles que al llegar a la Plaza, descubren que no son la parte más callada de las gráficas con que unos tipos de corbata memorable, juegan a la prospectiva política.
No son números ni porcentajes tan maleables como la política clientelar con que los gobiernos fincan su legitimidad, poniéndole precio a los votos.
Abraham está en el kiosko y abre con un llamado a aislar a quienes pretendan politizar el tema, gritando cosas inadecuadas.
Alguien debería decirle a Abraham, que él no es el único que quiere y puede decir que el gobierno es el culpable del incendio donde pereció su hija de tres años.
Que no es el único que quiere gritar que vivimos en un país donde los derechos humanos se pisotean y donde la impunidad prevalece.
Porque todo eso dijo él, con un ramo de flores en la mano izquierda, y el micrófono en la derecha, muy cerca de su boca que grita: ¡La muerte de mi hija no debe quedar impune!
No debe quedar impune, dijo, como tampoco deben quedar impunes las muertes de los otros 45 niños que hasta ese día había cobrado como víctimas el incendio de la Guardería ABC.
Alguien debería decirle a Abraham que las miles de gargantas que frente a él se hacen nudo con su relato, con su voz entrecortada, con sus ojos de agua, también tienen ganas de decir que la tragedia se pudo haber evitado, pero que los dueños de la guardería se ahorraron 20 mil pesos en una puerta de emergencia y ahora están sacando cuentas de cuánto se pueden ahorrar en el pago para que la justicia no los toque.
En su pecho no cabe el llanto ni el consuelo porque Emilia ya no está.
Quizá por eso, nadie le dijo que evitara politizar el tema. Que no fuera a decir algo así como que la lucha ya no es por los niños, sino por cambiar el país, el sistema, el gobierno.
Y como nadie le dijo que si politiza el tema entonces puede pasar a ser uno más de los gusanos oportunistas que se arrastran por el lodo, Abraham clamó por justicia, desde el kiosko de la plaza Zaragoza, frente a la sede del gobierno, y dijo: “si no hay justicia… ¡cuidado!”.
Y con la voz que sólo puede salir del pecho de un padre al que le arrebataron a su changa pedorra, como la llama hoy con la voz entrecortada, frente a miles de personas que tienen la emoción a flor de piel, Abraham dijo: “Yo ya no tengo nada qué perder. Ya me quitaron todo”.
Alguien debe firmar un desplegado, de preferencia con muchas firmas de esas que dibujan los apellidos que hacen fila en las páginas de Sociales, donde le adviertan a Abraham que no debe convertir el dolor en odio.
Alguien debe ir decirle al que ya no tiene cerca a esa preciosidad que era Emilia, a esa luz en los ojos de Lupita, la madre de Emilia, a la que conozco. La que tiene en sus ojos el dolor más grande que haya visto en otros ojos.
A ellos alguien, algún tanatólogo pagado por el gobierno; alguna sicóloga con la bolsa llena de volantes de su candidato; algún especialista con cara de ‘siguiente nivel’, debería decirles que no politicen el tema.

julio 3, 2009 Posted by | Crónicas, Reflexiones | , , , , , , | Deja un comentario

Se pronuncia congreso federal por que la Suprema Corte investigue

Por Jorge Ramos y Ricardo Gómez

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó un pronunciamiento en el que solicitan que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) indague el caso de la guardería ABC, que ya dejó un saldo de 48 niños muertos.

Los legisladores señalan que esto tiene como base el segundo párrafo del artículo 97 de la Constitución.

En ese artículo se señala que la SCJN puede averiguar algún hecho o hecho que constituyan una grave violación de alguna garantía individual, y para ello podrá nombrar alguno o algunos de sus miembros, juez de distrito o magistrado de circuito.

El pronunciamiento es en apoyo a la petición que hicieron ayer padres de familia a la Corte “por no confiar en las acciones de las autoridades federales ni estatales”.

Por ello la Comisión Permanente “solicita a la SCJN que inicie una investigación respecto a las violaciones evidentes de las garantías individuales de todas las personas afectadas por el siniestro, incluyendo los 48 niños que fallecieron y los 17 que aún están hospitalizados”.

Lo anterior “en virtud de que casi se cumple un mes de la tragedia y aún no tenemos resultados contundentes”.

julio 1, 2009 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

Bours pierde la razón

Por Ricardo Alemán

Cuando un político o gobernante pierde la cabeza, los territorios de la política y el poder suelen transformarse en tierra fértil para el disparate. Ese parece ser el caso de Eduardo Bours,

Eduardo Bours

Eduardo Bours

gobernador de Sonora, quien desesperado porque en sólo 25 días perdió el proyecto político de su vida —el de ser presidente—, también parece haber extraviado los sentidos de responsabilidad, ética y de gobierno. ¿Qué es, si no una muestra contundente de extravío, que Bours proponga indemnizar a los familiares de los niños muertos en la guardería ABC —con casi un millón 500 mil pesos—, a cambio de que los deudos firmen en exclusiva para su gobierno la facultad de demandar al IMSS y al gobierno federal por la tragedia? ¿Qué significa esa monstruosidad a la que llegó el gobernador Bours —que, en medio del dolor de los deudos, pretender comprar los derechos de venganza personal contra el IMSS y de protección a sus parientes—, quien acaso alterado por su tragedia política personalísima se aleja de principios básicos de justicia, gobierno y Estado?

Desde su investidura de gobernador —caricatura de gobierno—, nos enseña que lo suyo no es la ley ni menos la justicia; que no es estadista y que está lejos del ejercicio ético del poder. “Todo tiene precio”, parece decir el bárbaro de Sonora. Por eso pone en la mesa un millón y medio de pesos para cada uno de los deudos —en eso tasa la vida de los niños—, a cambio de que le entreguen los derechos de ejecutar su venganza personal. Parece que asistimos al regreso de los gobiernos carroñeros.

julio 1, 2009 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Papás de niños de guardería ABC piden a Corte intervenir

Por Carlos Avilés

Ante la sospecha de protección a responsables, actos de corrupción y negligencia, los afectados solicitaron una comisión investigadora que tome el caso del incendio en el que han muerto 48 niños.

Los papás de los niños que fallecieron en el incendio de la guardería ABC en Hermosillo, Sonora, acudieron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para pedirle que ejerza su facultad e

Suprema Corte de Justicia de la Nación

Suprema Corte de Justicia de la Nación

investigue violaciones graves a las garantías individuales en este caso.

Durante una reunión que tuvieron con el presidente de la Corte, Guillermo Ortiz Mayagoitia y el ministro Genaro Góngora Pimentel, los papás de las víctimas les informaron que acudieron al máximo tribunal del país porque ya no confían ni en las autoridades estatales ni en las federales.

En el documento que les entregaron a los ministros, Patricia Duarte, mamá de una de las víctimas, explicó que se tomó esa decisión ante la sospecha de actos de corrupción, negligencia, complicidad y protección a los responsables, de parte de autoridades federales y estatales.

Debido a que, reconocieron, que no tienen atribuciones para pedir que la Corte ejerza su facultad de investigación, los papás de los menores fallecidos apelaron al humanismo de alguno o todos los ministros para que hagan suya la petición e intervengan en el asunto.

Al termino de la reunión con los ministros, los papás informaron que el presidente de la Corte, Guillermo Ortiz Mayagoitia, se comprometió a presentar su solicitud ante el pleno del alto tribunal para que sea analizada.

En caso de que la Corte acepte investigar lo ocurrido en la guardería, los papás le pidieron a los ministros que nombren una comisión investigadora que se traslade de inmediato a la región y se haga cargo de toda la información en torno al caso para evitar que se destruyan o alteren pruebas


junio 30, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , , , | Deja un comentario

Condiciona Bours ayuda a víctimas

Por Redacción, El Universal.

(Nota de CONTRALACENSURA: ¿No será que con esto nuestro señor gobernador quiere comprar el derecho de demandar para después ejercerlo sólo con quienes se atrevierona desafiarlo -IMSS-, y dejar así fuera de la cárcel a sus amigos dueños de la guardería? ¿Por que mejor no pone sus abogados a disposición de los padres para demandar en conjunto a todos los que resulten responsables?)

HERMOSILLO, Son.— El gobernador de Sonora, Eduardo Bours Castelo, informó ayer que los padres de familia que hayan perdido a un hijo en el incendio de la guardería ABC ya pueden disponer de un fondo por 1.4 millones de pesos por cada víctima, siempre y cuando cedan al gobierno estatal los derechos para llevar el proceso legal.

El mandatario afirmó que dicha indemnización está condicionada a que los padres de los 48 niños muertos en el siniestro cedan a la autoridad estatal la potestad para demandar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a los dueños de la estancia infantil, al gobierno municipal o a quien resulte responsable de la tragedia.

“La idea es que, al darnos la facultad de que nosotros demandemos, nosotros les damos el millón 400; si ellos nos pasan los derechos de demanda que tienen, el compromiso es que si sale más dinero, ese dinero es para ellos ”, dijo el mandatario en conferencia de prensa.

El mandatario estatal negó que dicha propuesta pretenda lucrar con las indemnizaciones y aclaró que si la administración estatal gana más de los 67 millones que actualmente tiene en el fondo para el caso de la guardería, éste será distribuido entre los familiares de las víctimas. “No se trata de que les vamos a dar un millón 400, y nosotros saquemos tres millones; si sacamos tres, pues los tres son para ellos, lo que sea es para ellos”, añadió.

Bours aclaró que “lo que haría el estado, en caso de que les diéramos los recursos, es demandar al Seguro Social, al Ayuntamiento, a los dueños de la guardería, para recuperar ese dinero, porque tampoco me parece correcto que los sonorenses paguemos 100 por ciento de algo en donde hay otros involucrados”.

El mandatario rechazó que haya presionado a padres de los niños muertos y heridos en el siniestro para que acepten abandonar su exigencia de justicia, aunque sí reconoció que muchos de los ofendidos no quieren tratos con el gobierno.

Por lo pronto, el gobierno de Sonora propuso modificaciones a los códigos penales estatal y federal para endurecer el castigo a quienes resulten implicados en hechos similares a los ocurridos en la guardería ABC.

junio 30, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , , | 2 comentarios