Contra la censura

Burlando el cerco informativo en Sonora

Influyó caso ABC en rumbo de elección: Bours

Por Danilo Luna

Hablar de los resultados de la jornada electoral le toca al partido (PRI) y al candidato (Alfonso Elías Serrano), comentó Eduardo Bours Castelo durante su primer conferencia de prensa después de los comicios que apuntan una clara tendencia al triunfo del Partido Acción Nacional, en las contiendas por la gubernatura de Sonora y la alcaldía de Hermosillo.

Eduardo Bours

Eduardo Bours

El mandatario estatal destacó que hubo una cantidad de votantes inferior a la de los comicios de 2003, en parte debido a lo que calificó como un mal manejo de la información en el caso de la guardería ABC.

Señaló que un periódico local publicó el día de las elecciones un desplegado en contra del Gobierno del Estado; no descartó que eso influyera en la virtual derrota del PRI.

“Yo creo que la manipulación del caso de la guardería afectó el rumbo de la elección, yo sí creo. Y creo que este manejo que se le ha dado incluyendo los desplegados del día de ayer, obviamente tuvo un impacto”, aseveró.

Ante la pregunta de un medio de comunicación internacional de que representa para él ser el último gobernador priista en el Estado, Bours Castelo simplemente contestó, “Ya veremos”.

julio 6, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El factor guardería

Por Joaquín López-Doriga

Crece la indignación

Crece la indignación

En las elecciones generales de España, en marzo de 2004, el Partido Popular, con José María Aznar de jefe de gobierno y Mariano Rajoy como su candidato, le llevaba una ventaja irremontable al opositor José Luis Rodríguez Zapatero, del PSOE.

Aznar había gobernado ocho años, llevando a los españoles a un nuevo estadio de bienestar, en lo que se había montado la campaña de Rajoy, eje desde el cual había avasallado a Zapatero.

A una semana de las elecciones, el domingo 14 de marzo no había quien diera ganador a Zapatero, todo era para Rajoy, hasta que la mañana del jueves 11 se registró el más grave atentado terrorista en la historia de España, al estallar una serie de trenes de cercanías, siendo el referente la explosión en la estación Atocha, con un saldo de 191 muertos, mil 900 heridos y una España aturdida por el impacto y magnitud del ataque.

Desde el primer momento, el gobierno de Aznar y él mismo acusaron del golpe a la ETA, a pesar de las evidencias en contra, el modus operandi, y los explosivos utilizados, como le hicieron saber sus propios servicios de inteligencia.

Todo fue inútil. Aznar se montó en su macho, confiando que, en el marco del temor, se fortalecería el voto del miedo y beneficiaría a su partido, según su muy personal cálculo.
A la distancia, pensé que los españoles votarían mayoritariamente por Rajoy, porque no les daría tiempo de descifrar la estrategia oficial.

Lo que siguió en los dos días siguientes habrán de estudiarlo algún día: la sociedad, española, apesadumbrada por el golpe terrorista e indignada por la manipulación informativa del gobierno, lanzó una alucinante campaña de recados por el celular, invirtiendo en 48 horas las preferencias y dando la presidencia, con su voto en las urnas, a Zapatero.

Esto lo traigo a colación por el caso Sonora.

No veo cómo le puedan ganar una elección a un gobernador priista con su aparato oficial, el respaldo de su partido, el de Elba Ester Gordillo, con su SNTE y su Panal, y con el membrete del Verde.

Sólo la indignación organizada de la sociedad ante la tragedia de la guardería podría lograrlo.

Pero no sé si les dé tiempo.

Y tampoco si quieran.

julio 3, 2009 Posted by | Columnas | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Vamos ahora a la Interpol

Por CONTRALACENSURA

Bien, la PGR ya hizo lo que la Procuraduría local de Sonora no pudo: librar órdenes de aprehensión en contra los dueños (o por lo menos contra quienes pusieron sus nombres) de la Guardería ABC.

Ahora hace falta enviar las órdenes a la Interpol, pues es bien sabido entre las clases pudientes de Hermosillo que tales personajes ya no se encuentran en México y desde hace un par de semanas radican en Canadá.  Se dice que en Toronto, se dice que en Vancouver.

La pregunta es ¿va la PGR a enviar la solicitud internacional de captura a la Interpol, o sólo fue un acto desesperado del PAN para que la tragedia no lo afecte en las urnas el próximo domingo 5 de julio?

No nos sirven ni funcionarios separados del cargo, ni órdenes de aprehensión libradas al mayoreo… ¡queremos ver que la justicia se aplique de una vez!

julio 2, 2009 Posted by | Reflexiones | , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Bours pierde la razón

Por Ricardo Alemán

Cuando un político o gobernante pierde la cabeza, los territorios de la política y el poder suelen transformarse en tierra fértil para el disparate. Ese parece ser el caso de Eduardo Bours,

Eduardo Bours

Eduardo Bours

gobernador de Sonora, quien desesperado porque en sólo 25 días perdió el proyecto político de su vida —el de ser presidente—, también parece haber extraviado los sentidos de responsabilidad, ética y de gobierno. ¿Qué es, si no una muestra contundente de extravío, que Bours proponga indemnizar a los familiares de los niños muertos en la guardería ABC —con casi un millón 500 mil pesos—, a cambio de que los deudos firmen en exclusiva para su gobierno la facultad de demandar al IMSS y al gobierno federal por la tragedia? ¿Qué significa esa monstruosidad a la que llegó el gobernador Bours —que, en medio del dolor de los deudos, pretender comprar los derechos de venganza personal contra el IMSS y de protección a sus parientes—, quien acaso alterado por su tragedia política personalísima se aleja de principios básicos de justicia, gobierno y Estado?

Desde su investidura de gobernador —caricatura de gobierno—, nos enseña que lo suyo no es la ley ni menos la justicia; que no es estadista y que está lejos del ejercicio ético del poder. “Todo tiene precio”, parece decir el bárbaro de Sonora. Por eso pone en la mesa un millón y medio de pesos para cada uno de los deudos —en eso tasa la vida de los niños—, a cambio de que le entreguen los derechos de ejecutar su venganza personal. Parece que asistimos al regreso de los gobiernos carroñeros.

julio 1, 2009 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Elección sin justicia. Los ángulos perdidos.

Por Luis Alberto Medina

Si para el 5 de julio no hay justicia pareja en Sonora por la muerte, hasta hoy, de 48 niños de la Guardería ABC, el valor del voto será una nimiedad.
El Estado se convirtió en el epicentro del debate nacional cuando el movimiento ciudadano y de intelectuales pugnaban por el voto nulo. Algunos de los argumentos de esta iniciativa es que el sistema político – gubernamental en nuestro País ha llegado a su límite. Las autoridades han fallado. Los políticos solo saben mentir. El poder adquisitivo sigue concentrado en muy pocas manos. El Congreso de la Unión, donde se decide gran parte de la vida del País, ha fracasado. El voto, por el cual, en décadas luchó la sociedad mexicana como herramienta de poder para ser tomada en cuenta en las urnas, fue dilapidado en la transición del 2000. El sistema no cambió mucho. Las cosas, en su mayoría, siguieron igual: Corrupción, influyentismo, funcionarios de tercer nivel con sueldos de primer mundo, ausencia de cambios estructurales y una larga lista de pendientes. En medio de estos fundamentos estalló la tragedia de la guardería ABC.Y fue una prueba fehaciente. Contundente. Una demostración ejemplar de que en nuestro País las cosas cada vez están peor. El siniestro evidenció la torpeza de las autoridades de los tres niveles de Gobierno. La corrupción imperante en esa misma línea, el influyentismo (los dueños de la Guardería emparentados con el Gobernador, su Gabinete y Margarita Zavala, esposa del Presidente Calderón). La falta de visión en nuestras autoridades en prevenir una pérdida infantil que dolerá siempre en los corazones sonorenses. Se pudo haber evitado, todos coincidimos, si tuviéramos gobiernos sensibles a lo importante y no lo urgente. Previsibles a las acciones de largo plazo y no con visión cortoplacista.
El 5 de julio se cumplirá un mes de la pérdida de los 48 menores y, en este tiempo, la forma en que se decidió la impartición de justicia tiene su explicación en el modo de ejercerla, mediante la negociación, entre el Estado y la Federación. Es el fondo en cómo se intentó deslindar responsabilidades y, no la forma, lo que nos tiene estancados en esta infamia.

Sin sentido
Por eso ejercer el sufragio sería un voto sin justicia. Un voto vacio esperando a que Gobierno Federal y Gobierno del Estado nos den otra clase de cómo negociar la justicia y cómo impartirla sin tocar a los verdaderos responsables. Al menos eso fue lo que confirmó el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, cuando dijo en conferencia de prensa que si la PGR no atrajo el caso desde los primeros días, fue porque hubo un acuerdo con el Gobernador Eduardo Bours para aclarar a quién le tocaba deslindar responsabilidades en cada uno de los involucrados en la tragedia. Pasaron 19 días para que la autoridad federal actuara. Después de que la Procuraduría de Sonora falló en hacerlo.

Sin opción
Ante este escenario, ¿el sonorense se volcará con fervor en la urna para votar por el continuismo priista o avalar un cambio de Gobierno que no sabemos hasta dónde habrá una verdadera transformación que requiere el Estado? Es una respuesta al aire.
Por desgracia, para la democracia en Sonora, la contienda a Gobernador siempre ha surgido de una proceso polarizado. Sólo PAN y PRI disputan el poder. El PRD desaprovechó, una vez más, la oportunidad de demostrar a los sonorenses que es una opción de izquierda seria. Sin restarle méritos a su candidata Petra Santos, no supo elegir a un candidato líder que saliera adelante en esta desgracia que involucra al Gobierno priista y al Gobierno panista.
Pero lo más grave del caso, y es el foco central de esta entrega, es que la impartición de justicia que hizo el Gobierno del Estado con la aprehensión de los siete trabajadores de menor rango de la Secretaría de Hacienda Estatal, como el bodeguero, archivistas, técnicos analistas, fue una salida fallida a la problemática. Fue una burla e insulto a la muerte de esos menores, a los padres que reclaman justicia y a todos los sonorenses. La tercera marcha por la justicia, el sábado pasado, lo dice todo. Sumó más seguidores. De acuerdo a la crónica de Diego Osorno, publicada el pasado domingo en Milenio Diario, las voces de los manifestantes se alzaron para pedir la renuncia del Gobernador Eduardo Bours. Es un síntoma de que el Estado no quedó bien en su papel. Es una señal que el apoyo popular hacia el mandatario sonorense, que llegó a tener momentos de apoyo de hasta el 90% de aprobación ciudadana, se esfumó. Al menos en Hermosillo, donde el mismo mandatario estatal sabe que lo tienen perdido a de acuerdo a testimonios de colegas que platicaron con en en corto.

Con la misma tijera…
En el otro lado, la aprehensión contra la coordinadora zonal de guarderías del IMSS, sin derecho a fianza, auspiciada por la PGR, es justicia a medias. Y, justicia a medias, no vale en este carnal de complicidades.
Daniel Karam, el director del Seguro Social, se comprometió hace dos semanas a publicar la lista de concesionarios de las guarderías en el País. Hasta hoy, no lo ha hecho. ¿Pues qué, quiénes y por qué están en esa lista que la autoridad federal se ha negado a publicar?, Como dice Ivonne Melgar ¡¿Tanto apesta?!
El director del IMSS tenía que haber comparecido en el Senado la semana pasada. Gracias a la operación política de legisladores panistas y funcionarios federales, logró que su presentación se pospusiera hasta después del 5 de julio. Así como para que no le afecte al PAN Gobierno. O ¿Qué otro motivo hay detrás de la prórroga legislativa a Karam para que rinda cuentas ante el Congreso de la Unión? ¿O qué nos pueden decir respecto a la tardanza en la publicación de los dueños de las guarderías del País? No hay otra explicación más que el interés político a no perder en las urnas.
Estado y Federación han fallado en la impartición de justicia. En este caso no se trata de santos y pecadores, culpables e inocentes, técnicos y rudos o limpios y sucios. Gobierno Federal, vía IMSS, Estado, vía Secretaría de Hacienda y Protección Civil, Municipio, en Protección Civil y Concesionarios, o sea, los dueños, son legalmente responsables de la tragedia.
Los dueños de la guardería, como sabemos, son allegados al Gobernador, y sobre todo, están emparentados con gente cercana al mandatario estatal: Epifanio Salido Pavlovich, candidato a la Alcaldía.
Del lado federal, una de las dueñas está emparentada con Margarita Zavala, esposa del Presidente Calderón. La red familiar de raigambre panista y priista postergó y complicó la impartición de justicia en Sonora.

El origen del oprobio
El pasado viernes 12 de junio se reunieron en Hermosillo, en la casa de Gobierno de la colonia Pitic, donde vive el Gobernador Eduardo Bours, el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, el procurador Eduardo Medina Mora y el mandatario estatal. Poco, o casi nada, se supo de lo que hablaron. La reunión duró un par de horas. Fue, por supuesto, a puerta cerrada. He buscado información off récord que haya filtrado alguna de las partes y no le he encontrado. Pero de acuerdo a las declaraciones del secretario de Gobernación, podemos deducir de qué hablaron y a qué acuerdos llegaron. Acuerdos que terminaron en dilatar la acción de la justicia en Sonora. Un acuerdo impúdico. Sí. A nadie informaron qué fue lo que decidieron. Pero en la conferencia de prensa del pasado 24 de junio, en un hotel de la Ciudad de México, para responder a los señalamientos duros del Gobernador Bours, el secretario de Gobernación se encargó de disipar dudas al respecto. Fue claro y contundente:
“En los acuerdos que se hicieron para hacer la investigación conjunta, se establecieron la división de tareas. Parte de que tomara tiempo la investigación, más tiempo del que estaba pidiendo la sociedad, resultaba de la necesidad de verificar algunas periciales técnicas en materia de ingeniería y construcción civil que se planteaban de largo alcance. Parte de la tensión fue entre el Gobierno Federal y el Gobierno Estatal, se basó sobre la valoración que sobre lo que existía en el expediente ya era suficiente para adoptar decisiones al respecto.
“Ante el compromiso de asumir una investigación conjunta, las partes obviamente que mantenían, a veces, visiones diferentes o diferenciadas, y a fin de actuar conjuntamente, pues hubo tensiones. Una de las tensiones fue el tiempo de respuesta.
“Al final, cuando las partes asumieron en conjunto que ya estaban dispuestos para ejercer las acciones penales, el mismo día las ejercitaron con suertes distintas, uno sobre 14 personas donde una denegaron para decir que era federal, y el otro contra cinco personas, sobre las cuales se obsequió en todos los casos las órdenes de aprehensión, dos ejecutadas y tres en vías de ejecutarse”, versión textual tomada de la transcripción oficial que hizo la PGR.

En síntesis: Ambos gobiernos acordaron retardar la impartición de justicia.
En la primera semana de la tragedia, Gobierno Federal o Estatal, vía Juez, pudieron haber solicitado por lo menos la presentación o arraigo de los dueños de la guardería. No lo hicieron. Los dueños litigaron en los medios, previa asesoría en el manejo de imagen, intentando evadir sus responsabilidades. Fue todo su presentación ante la justicia mediática.
Sí, el encarcelamiento a la coordinadora zonal de guarderías del IMSS, Irma Díaz, es solo un eslabón de la cadena de responsabilidades. Y, una vez más, la orden de aprehensión contra los siete funcionarios de Hacienda, son responsabilidades administrativas menores en comparación a los verdaderos responsables de alto nivel de la Secretaría de Hacienda.

Nuevo insulto
El Gobernador Eduardo Bours dijo en su pasada conferencia de prensa, el lunes, que para que los familiares recibieran el millón 400 mil pesos por la pérdidas de sus hijos, debían cederle los derechos para demandar en el caso de la tragedia.
“La idea es que si al pasarnos ellos, al darnos la facultad de que nosotros demandemos, nosotros les damos el millón 400, más o menos, y el compromiso, si ellos nos pasan los derechos de demanda que tienen, y el compromiso además, que si sale más dinero de eso, ese dinero es para ellos”; cita textual.
Esta fue la respuesta de la abogada Giovanna Valenzuela, en la Ciudad de México, por afuera de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, tras entrevistarse con el Ministro Presidente, Guillermo Ortíz Mayagoita, para que atraiga dicho organismo este caso:
“El condicionamiento es por ser tiempo electoral, cierre de campaña y porque. Precisamente. Los implicados tienen algún nexo con el Gobernador. Pero esto no resuelve el problema de fondo: el dinero. Es una burla. Le estas poniendo precio a lo que no tiene precio o, ¿tú vida tiene precio? Mucho menos la de un niño”.

Me reservo el comentario extra. La respuesta resume todo.

julio 1, 2009 Posted by | Columnas, Reflexiones | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Columna

ESTRICTAMENTE PERSONAL

Raymundo Riva Palacio, 17 de junio de 20009.

La caída de Bours

Eduardo Bours, el gobernador de Sonora, jugó con fuego y se quemó. Desde el primer día del siniestro en la guardería ABC, filtró un dato que esperaba fuera tan apetitoso para los medios, que la vertiente política de la tragedia enfocara la discusión hacia Los Pinos. Y logró que en las primeras 72 horas del siniestro el calor político se colocara sobre la primera dama, Margarita Zavala, porque una de las dueñas de la guardería, Marcia Gómez del Campo, era su prima. Se lo comentó en tono favor al Presidente a Daniel Káram, director del IMSS, cuando llegó a Hermosillo el día de la tragedia, al tiempo que sus cercanos revelaban la infi dencia a columnistas, que tuvieron su festín presidencial hace dos fi nes de semana.
Pero la estrategia de Dr. Jeckyll and Mr. Hyde falló, y la respuesta fue contundente. Se abrieron las compuertas federales y brotó la información sobre cuántos de sus familiares, de sus cercanos, de aliados políticos y empresarios proclives a él, tenían guarderías subrogadas en Sonora, un negocio de unos 300 millones de pesos al año. Bours fue puesto contra la pared, sin apoyo del PRI o de otros gobernadores, que parecerían estar cobrando la factura a su sectarismo y arrogancia. Voces aisladas abogaron por él, pero tendrá que enfrentar esto solo, con sus recursos políticos y con el hándicap de haber perdido la confi anza que le tenían en Los Pinos, por quererse pasar de listo.
Hasta hace dos semanas, Eduardo Bours se comportaba como un gobernador que veía a todos para abajo. El político mexicano con mejor conexión en el gobierno de Barack Obama -por la vía de su vieja amiga y conocida Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Territorial-, contaba también con el nivel más alto de popularidad entre sus electores -85%-, lo que le daba una fortaleza sin par en el país.
A menos de un mes para la elección de gobernador en su estado, su delfín, Alfonso Elías Serrano cabalgaba holgadamente hacia la victoria, pero la tragedia en Hermosillo cambió su derrotero.
Nadie puede estar seguro qué tanto afectará electoralmente este episodio al ánimo del electorado sonorense. Hay una molestia legítima en la sociedad de Hermosillo, que el sábado pasado se organizó para marchar por las calles de la capital estatal en demanda de justicia. La diferencia de al menos ocho puntos -en la encuesta de Consulta Mitofsky, la más cerrada de todas- entre Elías Serrano y el candidato del PAN a la gubernatura, Guillermo Padrés, parece demasiada para cambiar el sentido del voto, por lo que se entiende menos en términos políticos que el gobierno de Bours haya intentado un encubrimiento, y más se fortalece la hipótesis que no se trataba de un asunto político-electoral, sino político-empresarial.
Durante toda la semana pasada, sus cercanos enfi laron las baterías al Gobierno federal, primero con la fi ltración del parentesco con la señora Zavala, y luego en atacar el fl anco herido del Seguro Social. El 12 de junio abrió fuego el procurador de Justicia de Sonora, Abel Murrieta, quien aseguró que con base en toda su documentación -acopiada en cuatro días-, “hay presuntas responsabilidades graves del IMSS”. Pero ocultó un dato clave, el ofi – cio del 8 de noviembre, fi rmado por el director de Protección Civil del Ayuntamiento, Roberto Copado Gutiérrez, donde aseguraba que la guardería satisfacía los estándares de seguridad, no había sido integrado en la averiguación, ni él había declarado ante la autoridad.
En esa línea, Alberto Barreda Robinson, representante en México de los hospitales Shrines, que se especializa en niños quemados y que ofreció abrir sus clínicas en Estados Unidos para los menores, criticó severamente a los médicos del IMSS el fi n de semana, llamándolos mediocres y acusándolos de impedir el traslado de algunos niños a Estados Unidos. La declaración de Barreda generó todo tipo de reacciones. La principal, la del presidente de Shrines, Ralph W. Semb, quien descalifi có a Barreda y se expresó en los mejores términos de los médicos del Seguro Social.
En apoyo al gobierno de Bours llegó la mano de alguien totalmente inesperado, el procurador general, Eduardo Medina Mora quien rápidamente, apenas arrancando la averiguación previa federal, hizo un juicio apresurado minimizando la responsabilidad que pudieran tener los dueños de la guardería, y al mismo tiempo, al igual que el gobierno de Bours, cargando la mano en contra del IMSS. Medina Mora, quien conoce bien a los empresarios de esa región desde que participó en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio en el capítulo agropecuario, fue reprendido por el presidente Felipe Calderón, y tuvo que rectifi car las declaraciones emitidas.
El regaño de Los Pinos a Medina Mora fue el principio de la caída política de Bours. Barreda era padre del director administrativo de la Secretaría de Salud de Sonora, cuyo titular, Raymundo López, había tenido fuertes diferencias con Káram desde que, antes de dirigir el IMSS, lo hacía con el Seguro Popular. Y la señora Gómez del Campo, más cercana que la primera dama, era a la esposa del gobernador; su sobrina, para ser exactos. Las piezas comenzaban a caer.
La prensa ha documentado que el entorno cercano de Bours es dueño de alrededor del 15% de las guarderías en Sonora. La mitad de ellas fueron cerradas por el IMSS en los últimos días, y se esperan más sorpresas. La ofensiva de Bours contra Los Pinos y el IMSS se revirtió. Es un búmeran político donde el gobernador, que tanto control había ejercido durante su casi extinto sexenio, perdió la brújula en el epílogo de su mandato. Los malos consejos lo llevaron a una mala decisión. En el gobierno están indignados por sus manipulaciones políticas. En el PRI ríen. Un eventual candidato a la Presidencia en el 2012, se ha desplomado.

rrivapalacio@ejecentral.com.mx

http://www.ejecentral.com.mx

junio 17, 2009 Posted by | Columnas | , , , | Deja un comentario