Contra la censura

Burlando el cerco informativo en Sonora

¡Amparan a dueños!

Por Ulises Gutiérrez

El juez primero de distrito en Hermosillo, Raúl Martínez Martínez, concedió una suspensión provisional  a Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella y Gildardo Francisco Urquidez, dos de los 5 principales socios de la bodega-guardería ABC, en donde tras el incendio del pasado 5 de junio murieron 48 niños y decenas más resultaron con diversos grados de lesiones. La suspensión provisional, se dio en base al proceso que se realiza por el juicio de amparo 697/2009, mismo que tendrá una audiencia de desahogo de pruebas el próximo 21 de julio, a la que podrían asistir sólo los abogados de Gómez del Campo Tonella.

Asimismo, el juez Martínez Martínez dio entrada a los documentos de solicitud de juicio de amparo interpuesta por Alfonso Cristóbal Escalante Hoeffer y Antonio Salido Suárez, otro de los socios de la guardería ABC y ex funcionario de la administración que encabeza el gobernador Eduardo Bours Castelo.

julio 13, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Dormir como bebito

El Zancudo

(No mata, pero hace roncha)

El Zancudo

El Zancudo

 Arturo Soto Munguía

Y luego aparecieron otra vez los ángeles, como les llaman.

Los Niños de Hermosillo. Los que en lugar de ser paridos, parieron a sus padres y madres y parieron también a todos los que primero marchan y luego se aprietan en la plaza.

Los que se abrazan, los que se miran, los que se hermanan al tocar hombro con hombro.

Los que aguantan a pie firme el sentimiento porque saben que son muchos y que no están solos.

Apareció por ejemplo María Magdalena en la garganta de Abraham Fraijo. Le siguió un redoble de tambores. Y se estremeció la plaza con un grito: “¡No debió morir!”.

Le siguió Andrea y el redoble y el grito que estremece: “¡No debió morir!”.

Apareció Emilia, su hija, y la voz se hizo añicos, y la gente lo sostuvo entre sus brazos con un grito: “¡No debió morir!”

Apareció Héctor, Ximena, Jonatan, Luis, Juanito, Bryan, Nayeli, María, Jesús, Joselin…

Y cada vez que aparecía uno de ellos, aparecía un redoble de tambores y un grito que decía “¡No están solos!”.

II

El silencio está otra vez en el sur de Hermosillo, y avanza al centro con su estruendo de pasos silenciosos.

La vanguardia de niños en carreola suma filas mientras avanza. 10, 20, 30… muchos niños van a la vanguardia, otra vez, como lo han hecho seis veces desde que comenzó todo esto.

El silencio avanza, doloroso. Huele a incienso en la partida.

El silencio marcha y se refresca con el agua helada que Ana María Millán reparte a discreción desde una hielera repleta. No es nada: ni doliente, ni pariente, ni nada, dice.

Nomás la voluntad de dar de beber al sediento, a los miles que caminan retando el verano hermosillense.

En la ciudad, la solidaridad ha tomado las banquetas y flanquea la marcha.

Muchos para sumarse, otros para rezar una oración a su paso; otros, como María, para dar su amor embotellado y fresco, a los que en silencio doloroso van marchando.

La marcha sale puntual, otra vez, desde las instalaciones aberrantes de la guardería ABC.

En algunos postes hay grandes moños negros.

Más arriba de ellos, aparece inopinadamente el rostro de alguien que busca convencer de su autenticidad con una sonrisa falsa, un rostro feliz, un cutis rozagante gracias al bendito ‘Photoshop’, que elimina todas las imperfecciones y proyecta todas las virtudes.

Un mundo perfecto sonríe a la marcha desde algunos postes, más arriba de los moños negros.

El silencio va acumulando rabia. El silencio de la marcha cada vez es más difícil de contener.

La línea sonora de la marcha deja caer esporádicamente sus redobles y marca el ritmo de los pasos, que caminan y se multiplican.

Su silencio se escucha ahora en Hermosillo. Se escucha en el aplauso que comienza de repente. Como murmullo, despacito, tímido. Y va creciendo a lo largo de la marcha que cada vez se resiste más a ser silencio.

Los aplausos son las ganas contenidas de decir ¡Presente! Y ¡Aquí vamos!

Por eso en el Bulevar Vildósola, el silencio se rompe en un aplauso que se extiende.

Por eso María Rosario López no se cansa de romper el silencio. Es la que cada sábado por la tarde, hace llorar las campanas de la iglesia de San José, en la Piedra Bola.

Es ministro de la comunión y está a cargo de la sacristía. Su encrespada melena blanca no está a tono con su fuerza. Recarga el suave peso de su cuerpo en cada esfuerzo, y allá en lo alto, mientras la campana llora, Rosario López explica, con una sonrisa, que ella es la que ha saludado a la marcha cada vez que pasa por ahí, con las campanas.

Y las hace sonar, pero no suenan a duelo, sino a lucha.

Se rompe el silencio, por ejemplo, cuando la marcha toma la explanada y la va llenando. Cuando se apaga el alumbrado de la plaza, y comienzan a encenderse las veladoras, los celulares como luciérnagas azules que iluminan poco a poco el corazón del Centro de Gobierno.

Cuando Catalina Soto toma el micrófono y agradece la presencia de tantos, multitud hermosa y entrañable, le llama.

Cuando dice que los socios, los propietarios, los cómplices de la guardería ABC, van a pagar caro.

Por más fuero que tengan. Por más impunidad de la que hayan gozado. Por más que retuerzan la ley, van a pagar caro por este crimen que estremeció al mundo.

“Es la hora de los pueblos, de la justicia, y no se ha de ver más que la luz”, dice, y la multitud le responde con un grito que identifica el sentimiento auténtico, el porqué de su presencia: “¡No están solos! ¡No están solos!”

 III

 Ya van seis marchas. Seis veces que una maravillosa diversidad hermosillense toma la calle.

Ya van seis y un policía municipal, de tanto andar los mismos pasos, de tanto oír, de tanto ver, termina por sumarse a los que marchando son un chingo y quisieran ser más.

Reporta entre siete y ocho mil manifestantes, tan sólo en la salida.

Esa misma cifra reporta El Imparcial al día siguiente, pero aludiendo al mitin, en la plancha del Centro de Gobierno, una explanada de 3 mil metros cuadrados, atestada de gente.

Cuatro por metro cuadrado. Doce mil, nada más en la plancha, más los que llenaron los dos carriles de la avenida Comonfort.

Cálculo sencillo que El Imparcial no hizo y se desmintió a sí mismo con una gran foto en primera plana, a color, de la plaza llena.

También dos planas en interiores.

Una cobertura excepcional, comparada con la que hizo Expreso, el diario de Julio Luebbert, a quien alguna vez Eduardo Bours aludiera como ‘aprendiz de cacique’.

Aprende pronto, por lo visto.

Para Expreso la marcha no existió. En sus páginas no hay una foto, una sola línea, un comentario de la Sexta Marcha.

Cuando los niños que hoy marchan en carreola, los que caminan, los que se espantan, se asomen a las hemerotecas a ver el periodismo que se hacía en el Sonora del año 2009, se les va a caer la cara de vergüenza.

La democracia de las cavernas sólo puede engendrar un periodismo de las cavernas.

Un día después del dos de octubre de 1968, la noticia más importante de los diarios, como cita una vieja canción de protesta, fue el estado del tiempo.

Un día después de la Sexta Marcha por la Justicia, cuarenta años después, la noticia más importante del Expreso fue el lento conteo de los votos.

El próximo galardón de la SIP para Expreso, será a la “Noticia No Publicada”.

 V

En la explanada, aparecieron todos los niños del incendio en la guardería ABC.

48, para ser exactos.

Pero aparecieron también los que están vivos en los hospitales. En recuperación. En la muy larga, dolorosa, terrible recuperación de las secuelas del incendio.

Algunos de ellos están ahí, en la marcha. Han estado desde la primera.

Son guerreros, como los que cayeron. Y están ahí marchando, sosteniendo cartulinas los que pueden; los que no, echando la siesta bajo el calorón hermosillense, abanicados en la carreola que empuja su madre, su padre.

La luz de la sexta marcha los ilumina y les da nombre y apellido entre la multitud aparentemente anónima, pero que también tiene nombre y apellido.

Los sobrevivientes del incendio rompieron el silencio y de todas partes y de ninguna, salieron.

Alguien gritaba su nombre entre la gente. Abraham lo repetía en el micrófono. Los redobles lo subrayaban y la gente lo reverberaba en un grito que se escucha en todo el mundo: “¡No debe morir!”.

Y así fueron apareciendo todos, los que no murieron, los que deben vivir.

 VI

Un par de días atrás, el gobernador de Sonora declaró ‘urbi et orbi’ que estaba tan satisfecho, que dormía “como un bebito”.

¡Vaya metáfora cuando hay 48 bebitos muertos en la tierra que gobierna!

Vaya mensaje para los que esta noche están aquí, sosteniendo entre sus manos la imagen de sus bebitos, algunos muertos mientras dormían, por la corrupción de los gobiernos.

Vaya sarcasmo para los que buscan un hombro dónde recargar su pena.

Vaya ironía para los que esta noche declinan el uso de la voz, porque el recuerdo los asalta, los lacera, los golpea, los encabrona.

Vaya metáfora, señor gobernador, para decir que se siente tan satisfecho de lo que hizo, tan tranquilo, que duerme como un bebito.

No es lo mismo mandar a chingar a su madre a un profesor en pleno 15 de mayo, que jugar así con el dolor de quien ha perdido un hijo.

Por eso se lee, desde la tribuna, la carta que escribió Ofelia Medina, excepcional actriz mexicana y dirigente a Mujeres sin Miedo, dirigida al gobernador de Sonora, Eduardo Bours.

“El dulce sueño del gobernador es la pesadilla de todo un país, que pide justicia, que exige que usted despierte y se ocupe de sus obligaciones, asuma su responsabilidad, deje de hacer de la vida de nuestra infancia un sucio business, deje de traficar con influencias y no proteja a quienes deben recibir un castigo ejemplar, por el grave delito a la humanidad, que se ha cometido en Sonora, que usted, dormido como un niño, gobierna”, dice la carta.

Y Abraham asegura que el gobernador no duerme como bebé, “ni puede caminar sin guardias por las calles, sin el temor que le griten ¡Asesino!”.

Usted es el culpable y no podrá dormir tranquilo mientras viva, sentencia.

¡Asesino! ¡Asesino!, gritan en la plaza.

¡Que renuncie, que renuncie!, vuelven a gritar.

VII

Cristina García aguanta en posición de firmes, arriba del templete, erguida. Dura.

A su lado está su esposo flaco, correoso, de quijadas apretadas siempre. En sus manos sostienen la imagen de su hijo y eso los sostiene así. Firmes.

Los hermosos ojos de cristina son enormes. Si llorara como la primera vez, la marejada arrasaría a todos. Pero no tiene más llanto porque ha llorado demasiado.

Ahora prefiere leer y hacerse cargo, a título personal, del recuerdo de San Ignacio Río Muerto, donde siete campesinos fueron asesinados y eso le costó el cargo al gobernador de aquél entonces, en 1976, Carlos Armando Biebrich Torres.

Hoy, más de treinta años después, no hay un solo funcionario preso por la muerte de 48 niños.

Ahora, la madre prefiere gritar su exigencia de que renuncien el director del IMSS, David Karam, y el gobernador Eduardo Bours.

Y desde su dolor de madre, también les manda un mensaje a los dueños de la guardería en que murió su hijo: ‘podrán engañar a la justicia, pero su conciencia permanecerá acechada por 48 ángeles’.

VIII

La mamá de Jonatan dice que acaba de abrir el cajón de su ropa. Que aún no ha lavado su pijama para conservar su olor. Y su voz se quiebra y se calla.

Y el silencio se llena con un grito: ¡No están solos! ¡No están solos!

Eso le da fuerzas para hablar a nombre de otros padres. Los que están batallando en el DF para que atiendan a sus hijos, heridos en el incendio de la guardería.

Dice que en el IMSS de Guadalajara, retuvieron al suyo. Que no la dejaron llevarla al Hospital Shrinner’s de Cincinnati, donde hoy se recupera una compañerita de su hijo.

Llora cuando sugiere que su hijo se pudo haber salvado, si el IMSS hubiera permitido que lo llevaran a Cincinnati.

También habla el papá de Fátima, pero apenas le alcanza el aliento para saludar y agradecer.

Dice que su hija no es la 5 ni la 10 ni la 48. Que se llama Fátima… pero su voz simplemente se niega a salir, el dolor le atenaza el cuello.

Su esposa lo toma por los hombros. Lo abraza y lo mira. Y toma el micrófono con una mano, mientras con la otra acaricia su vientre preñado de orgullosos varios meses.

Y desde ahí habla, poco, porque el llanto no la deja. Pide justicia. Abraza a su esposo y así abrazado lo lleva junto a otros padres y madres que también lo abrazan, arriba del templete.

“¡No están solos! ¡No están solos!”, se oye de nuevo.

XI

El acuerdo de la Sexta Marcha, es dirigirse hacia la Casa de Gobierno en la Colonia Pitic. Porque no se les hace justo, dicen, que el gobernador duerma como bebito, mientras 48 bebitos murieron cuando dormían.

julio 13, 2009 Posted by | Crónicas, Reflexiones | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Todos a la marcha ¡No están solos!

Hoy SÁBADO 11 DE JULIO.Vela

Marcha de la luz de la Guarderia ABC a el Centro de Gobierno.

Todos con una vela/veladora, a patir de las 18:00 horas.

¡¡¡No dejemos que la apatía de la que recién salimos acabe con esta muestra extraordinaria de civilidad y solidaridad!!!

julio 11, 2009 Posted by | Reflexiones | , , , , , | Deja un comentario

Micrositio

Micrositio interesante:

http://www.exonline.com.mx/exparallevar/especiales/guarderiaABC/

julio 10, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

“Dan asco”

Por Javier Solórzano

Julio César Márquez es uno de los 48 padres de familia que perdieron a su hijo en la guardería ABC en Hermosillo el 5 de junio. “Me había quedado de ver con mi mujer para ir a comer y luego pasar por Yeye a la guardería. Primero fui a un mandado y de repente me di cuenta de que se estaba quemando algo cerca de donde estaba. Me asusté un poco porque me pareció una zona cercana a la guardería. Me fui para allá y como ya no había manera de pasar me tuve que cruzar los camellones para poder acercarme. Mi mujer me había hablado asustada porque le habían dicho que algo estaba pasando. Cuando ya no pude avanzar dejé el coche donde pude y me fui corriendo a la guardería. Estaba lleno de gente. Lo primero que pude ver fue cómo un joven en una troca trataba de tirar la pared de la guardería.

Solidaridad

Solidaridad

“Cuando me di cuenta traté de entrar. No me dejaron, y me dijeron que los niños habían sido llevados a casa aledañas. No lo encontré. Me alcanzó mi mujer y nos fuimos para el hospital. Cerca de las 11 de la noche nos dijeron que habían muerto 24 niños y que pasáramos para ver si entre ellos estaba el nuestro. Luego luego lo reconocimos. Al día siguiente lo enterramos.

“Han sido semanas de shock. No sabemos ni qué hacer. Vimos al procurador y nos prometió que se iba a investigar a fondo. ¿Que qué pienso de los políticos y las peleas que se traen entre ellos? La verdad es que dan asco. No les importamos, lo único que les importa son ellos. Soy hombre de fe y creo que tenemos que ayudarnos y rezar para fortalecernos. No sabe cómo nos ha animado la gente y cómo se ha portado bien con nosotros. Pero se lo vuelvo a decir, los políticos dan asco”.

Roberto Zavala tiene 26 años y trabaja en la Ford. Perdió a su primer hijo al mes que nació. Santiago Jesús estaba en la guardería el 5 de junio.

“Cuando me di cuenta del humo y que estaba cerca de la guardería tomé mi auto y me acerqué. Escuché que decían que se estaba incendiando la guardería. No se podía pasar y crucé el camellón con el coche. Cuando ya no se podía avanzar dejé el coche y corrí a la guardería. Había muchos policías armados. Pensé que había sido una balacera. Cuando vi la guardería me di cuenta de lo que había pasado. Me metí como pude. Todo estaba quemado. Ya se habían llevado a los niños a las casas cercanas o a los hospitales. En la noche identificamos a Santiago Jesús en el forense. Se murió de asfixia. El gobierno no ha hecho nada. Todos dicen que desde 2005 tenían el permiso para la guardería. No sé si voy a votar. Le quitaron el color a mi vida, hoy todo es gris. Ya no me importa nada. Cuando veo a los políticos sólo te puedo decir que me causan vergüenza. ¿Cómo es posible que nos gobiernen estos tipos?”.

¡OUUUCH! Desde el lunes, ya sin campañas políticas, no les va a quedar de otra al médico forense y al del “catarrito” que aclarar que el problema de fondo no es sólo la inseguridad y el narco, es también la economía.

julio 3, 2009 Posted by | Columnas, Reflexiones | , , , , , , , | Deja un comentario

La tragedia ya está en Wikipedia

Fragmento tomado de Wikipedia

“… The ABC daycare center fire was a nursery fire on Friday, June 5, 2009, in Hermosillo, Sonora, Mexico. 29 bodies were pulled from the blaze Friday and thirty died that day.[1] Since then, the death toll has risen as more children have died from their injuries. In all, 44 toddlers and infants have been reported killed as a result of the blaze.[2][3] Another three have not survived their injuries raising the death toll now to 47.[1]Over 40 infants and toddlers have been hospitalised with burns, and six adults… ” [4][5][6]

julio 2, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , | Deja un comentario

Elección sin justicia. Los ángulos perdidos.

Por Luis Alberto Medina

Si para el 5 de julio no hay justicia pareja en Sonora por la muerte, hasta hoy, de 48 niños de la Guardería ABC, el valor del voto será una nimiedad.
El Estado se convirtió en el epicentro del debate nacional cuando el movimiento ciudadano y de intelectuales pugnaban por el voto nulo. Algunos de los argumentos de esta iniciativa es que el sistema político – gubernamental en nuestro País ha llegado a su límite. Las autoridades han fallado. Los políticos solo saben mentir. El poder adquisitivo sigue concentrado en muy pocas manos. El Congreso de la Unión, donde se decide gran parte de la vida del País, ha fracasado. El voto, por el cual, en décadas luchó la sociedad mexicana como herramienta de poder para ser tomada en cuenta en las urnas, fue dilapidado en la transición del 2000. El sistema no cambió mucho. Las cosas, en su mayoría, siguieron igual: Corrupción, influyentismo, funcionarios de tercer nivel con sueldos de primer mundo, ausencia de cambios estructurales y una larga lista de pendientes. En medio de estos fundamentos estalló la tragedia de la guardería ABC.Y fue una prueba fehaciente. Contundente. Una demostración ejemplar de que en nuestro País las cosas cada vez están peor. El siniestro evidenció la torpeza de las autoridades de los tres niveles de Gobierno. La corrupción imperante en esa misma línea, el influyentismo (los dueños de la Guardería emparentados con el Gobernador, su Gabinete y Margarita Zavala, esposa del Presidente Calderón). La falta de visión en nuestras autoridades en prevenir una pérdida infantil que dolerá siempre en los corazones sonorenses. Se pudo haber evitado, todos coincidimos, si tuviéramos gobiernos sensibles a lo importante y no lo urgente. Previsibles a las acciones de largo plazo y no con visión cortoplacista.
El 5 de julio se cumplirá un mes de la pérdida de los 48 menores y, en este tiempo, la forma en que se decidió la impartición de justicia tiene su explicación en el modo de ejercerla, mediante la negociación, entre el Estado y la Federación. Es el fondo en cómo se intentó deslindar responsabilidades y, no la forma, lo que nos tiene estancados en esta infamia.

Sin sentido
Por eso ejercer el sufragio sería un voto sin justicia. Un voto vacio esperando a que Gobierno Federal y Gobierno del Estado nos den otra clase de cómo negociar la justicia y cómo impartirla sin tocar a los verdaderos responsables. Al menos eso fue lo que confirmó el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, cuando dijo en conferencia de prensa que si la PGR no atrajo el caso desde los primeros días, fue porque hubo un acuerdo con el Gobernador Eduardo Bours para aclarar a quién le tocaba deslindar responsabilidades en cada uno de los involucrados en la tragedia. Pasaron 19 días para que la autoridad federal actuara. Después de que la Procuraduría de Sonora falló en hacerlo.

Sin opción
Ante este escenario, ¿el sonorense se volcará con fervor en la urna para votar por el continuismo priista o avalar un cambio de Gobierno que no sabemos hasta dónde habrá una verdadera transformación que requiere el Estado? Es una respuesta al aire.
Por desgracia, para la democracia en Sonora, la contienda a Gobernador siempre ha surgido de una proceso polarizado. Sólo PAN y PRI disputan el poder. El PRD desaprovechó, una vez más, la oportunidad de demostrar a los sonorenses que es una opción de izquierda seria. Sin restarle méritos a su candidata Petra Santos, no supo elegir a un candidato líder que saliera adelante en esta desgracia que involucra al Gobierno priista y al Gobierno panista.
Pero lo más grave del caso, y es el foco central de esta entrega, es que la impartición de justicia que hizo el Gobierno del Estado con la aprehensión de los siete trabajadores de menor rango de la Secretaría de Hacienda Estatal, como el bodeguero, archivistas, técnicos analistas, fue una salida fallida a la problemática. Fue una burla e insulto a la muerte de esos menores, a los padres que reclaman justicia y a todos los sonorenses. La tercera marcha por la justicia, el sábado pasado, lo dice todo. Sumó más seguidores. De acuerdo a la crónica de Diego Osorno, publicada el pasado domingo en Milenio Diario, las voces de los manifestantes se alzaron para pedir la renuncia del Gobernador Eduardo Bours. Es un síntoma de que el Estado no quedó bien en su papel. Es una señal que el apoyo popular hacia el mandatario sonorense, que llegó a tener momentos de apoyo de hasta el 90% de aprobación ciudadana, se esfumó. Al menos en Hermosillo, donde el mismo mandatario estatal sabe que lo tienen perdido a de acuerdo a testimonios de colegas que platicaron con en en corto.

Con la misma tijera…
En el otro lado, la aprehensión contra la coordinadora zonal de guarderías del IMSS, sin derecho a fianza, auspiciada por la PGR, es justicia a medias. Y, justicia a medias, no vale en este carnal de complicidades.
Daniel Karam, el director del Seguro Social, se comprometió hace dos semanas a publicar la lista de concesionarios de las guarderías en el País. Hasta hoy, no lo ha hecho. ¿Pues qué, quiénes y por qué están en esa lista que la autoridad federal se ha negado a publicar?, Como dice Ivonne Melgar ¡¿Tanto apesta?!
El director del IMSS tenía que haber comparecido en el Senado la semana pasada. Gracias a la operación política de legisladores panistas y funcionarios federales, logró que su presentación se pospusiera hasta después del 5 de julio. Así como para que no le afecte al PAN Gobierno. O ¿Qué otro motivo hay detrás de la prórroga legislativa a Karam para que rinda cuentas ante el Congreso de la Unión? ¿O qué nos pueden decir respecto a la tardanza en la publicación de los dueños de las guarderías del País? No hay otra explicación más que el interés político a no perder en las urnas.
Estado y Federación han fallado en la impartición de justicia. En este caso no se trata de santos y pecadores, culpables e inocentes, técnicos y rudos o limpios y sucios. Gobierno Federal, vía IMSS, Estado, vía Secretaría de Hacienda y Protección Civil, Municipio, en Protección Civil y Concesionarios, o sea, los dueños, son legalmente responsables de la tragedia.
Los dueños de la guardería, como sabemos, son allegados al Gobernador, y sobre todo, están emparentados con gente cercana al mandatario estatal: Epifanio Salido Pavlovich, candidato a la Alcaldía.
Del lado federal, una de las dueñas está emparentada con Margarita Zavala, esposa del Presidente Calderón. La red familiar de raigambre panista y priista postergó y complicó la impartición de justicia en Sonora.

El origen del oprobio
El pasado viernes 12 de junio se reunieron en Hermosillo, en la casa de Gobierno de la colonia Pitic, donde vive el Gobernador Eduardo Bours, el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, el procurador Eduardo Medina Mora y el mandatario estatal. Poco, o casi nada, se supo de lo que hablaron. La reunión duró un par de horas. Fue, por supuesto, a puerta cerrada. He buscado información off récord que haya filtrado alguna de las partes y no le he encontrado. Pero de acuerdo a las declaraciones del secretario de Gobernación, podemos deducir de qué hablaron y a qué acuerdos llegaron. Acuerdos que terminaron en dilatar la acción de la justicia en Sonora. Un acuerdo impúdico. Sí. A nadie informaron qué fue lo que decidieron. Pero en la conferencia de prensa del pasado 24 de junio, en un hotel de la Ciudad de México, para responder a los señalamientos duros del Gobernador Bours, el secretario de Gobernación se encargó de disipar dudas al respecto. Fue claro y contundente:
“En los acuerdos que se hicieron para hacer la investigación conjunta, se establecieron la división de tareas. Parte de que tomara tiempo la investigación, más tiempo del que estaba pidiendo la sociedad, resultaba de la necesidad de verificar algunas periciales técnicas en materia de ingeniería y construcción civil que se planteaban de largo alcance. Parte de la tensión fue entre el Gobierno Federal y el Gobierno Estatal, se basó sobre la valoración que sobre lo que existía en el expediente ya era suficiente para adoptar decisiones al respecto.
“Ante el compromiso de asumir una investigación conjunta, las partes obviamente que mantenían, a veces, visiones diferentes o diferenciadas, y a fin de actuar conjuntamente, pues hubo tensiones. Una de las tensiones fue el tiempo de respuesta.
“Al final, cuando las partes asumieron en conjunto que ya estaban dispuestos para ejercer las acciones penales, el mismo día las ejercitaron con suertes distintas, uno sobre 14 personas donde una denegaron para decir que era federal, y el otro contra cinco personas, sobre las cuales se obsequió en todos los casos las órdenes de aprehensión, dos ejecutadas y tres en vías de ejecutarse”, versión textual tomada de la transcripción oficial que hizo la PGR.

En síntesis: Ambos gobiernos acordaron retardar la impartición de justicia.
En la primera semana de la tragedia, Gobierno Federal o Estatal, vía Juez, pudieron haber solicitado por lo menos la presentación o arraigo de los dueños de la guardería. No lo hicieron. Los dueños litigaron en los medios, previa asesoría en el manejo de imagen, intentando evadir sus responsabilidades. Fue todo su presentación ante la justicia mediática.
Sí, el encarcelamiento a la coordinadora zonal de guarderías del IMSS, Irma Díaz, es solo un eslabón de la cadena de responsabilidades. Y, una vez más, la orden de aprehensión contra los siete funcionarios de Hacienda, son responsabilidades administrativas menores en comparación a los verdaderos responsables de alto nivel de la Secretaría de Hacienda.

Nuevo insulto
El Gobernador Eduardo Bours dijo en su pasada conferencia de prensa, el lunes, que para que los familiares recibieran el millón 400 mil pesos por la pérdidas de sus hijos, debían cederle los derechos para demandar en el caso de la tragedia.
“La idea es que si al pasarnos ellos, al darnos la facultad de que nosotros demandemos, nosotros les damos el millón 400, más o menos, y el compromiso, si ellos nos pasan los derechos de demanda que tienen, y el compromiso además, que si sale más dinero de eso, ese dinero es para ellos”; cita textual.
Esta fue la respuesta de la abogada Giovanna Valenzuela, en la Ciudad de México, por afuera de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, tras entrevistarse con el Ministro Presidente, Guillermo Ortíz Mayagoita, para que atraiga dicho organismo este caso:
“El condicionamiento es por ser tiempo electoral, cierre de campaña y porque. Precisamente. Los implicados tienen algún nexo con el Gobernador. Pero esto no resuelve el problema de fondo: el dinero. Es una burla. Le estas poniendo precio a lo que no tiene precio o, ¿tú vida tiene precio? Mucho menos la de un niño”.

Me reservo el comentario extra. La respuesta resume todo.

julio 1, 2009 Posted by | Columnas, Reflexiones | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Papás de niños de guardería ABC piden a Corte intervenir

Por Carlos Avilés

Ante la sospecha de protección a responsables, actos de corrupción y negligencia, los afectados solicitaron una comisión investigadora que tome el caso del incendio en el que han muerto 48 niños.

Los papás de los niños que fallecieron en el incendio de la guardería ABC en Hermosillo, Sonora, acudieron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para pedirle que ejerza su facultad e

Suprema Corte de Justicia de la Nación

Suprema Corte de Justicia de la Nación

investigue violaciones graves a las garantías individuales en este caso.

Durante una reunión que tuvieron con el presidente de la Corte, Guillermo Ortiz Mayagoitia y el ministro Genaro Góngora Pimentel, los papás de las víctimas les informaron que acudieron al máximo tribunal del país porque ya no confían ni en las autoridades estatales ni en las federales.

En el documento que les entregaron a los ministros, Patricia Duarte, mamá de una de las víctimas, explicó que se tomó esa decisión ante la sospecha de actos de corrupción, negligencia, complicidad y protección a los responsables, de parte de autoridades federales y estatales.

Debido a que, reconocieron, que no tienen atribuciones para pedir que la Corte ejerza su facultad de investigación, los papás de los menores fallecidos apelaron al humanismo de alguno o todos los ministros para que hagan suya la petición e intervengan en el asunto.

Al termino de la reunión con los ministros, los papás informaron que el presidente de la Corte, Guillermo Ortiz Mayagoitia, se comprometió a presentar su solicitud ante el pleno del alto tribunal para que sea analizada.

En caso de que la Corte acepte investigar lo ocurrido en la guardería, los papás le pidieron a los ministros que nombren una comisión investigadora que se traslade de inmediato a la región y se haga cargo de toda la información en torno al caso para evitar que se destruyan o alteren pruebas


junio 30, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , , , | Deja un comentario

Condiciona Bours ayuda a víctimas

Por Redacción, El Universal.

(Nota de CONTRALACENSURA: ¿No será que con esto nuestro señor gobernador quiere comprar el derecho de demandar para después ejercerlo sólo con quienes se atrevierona desafiarlo -IMSS-, y dejar así fuera de la cárcel a sus amigos dueños de la guardería? ¿Por que mejor no pone sus abogados a disposición de los padres para demandar en conjunto a todos los que resulten responsables?)

HERMOSILLO, Son.— El gobernador de Sonora, Eduardo Bours Castelo, informó ayer que los padres de familia que hayan perdido a un hijo en el incendio de la guardería ABC ya pueden disponer de un fondo por 1.4 millones de pesos por cada víctima, siempre y cuando cedan al gobierno estatal los derechos para llevar el proceso legal.

El mandatario afirmó que dicha indemnización está condicionada a que los padres de los 48 niños muertos en el siniestro cedan a la autoridad estatal la potestad para demandar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a los dueños de la estancia infantil, al gobierno municipal o a quien resulte responsable de la tragedia.

“La idea es que, al darnos la facultad de que nosotros demandemos, nosotros les damos el millón 400; si ellos nos pasan los derechos de demanda que tienen, el compromiso es que si sale más dinero, ese dinero es para ellos ”, dijo el mandatario en conferencia de prensa.

El mandatario estatal negó que dicha propuesta pretenda lucrar con las indemnizaciones y aclaró que si la administración estatal gana más de los 67 millones que actualmente tiene en el fondo para el caso de la guardería, éste será distribuido entre los familiares de las víctimas. “No se trata de que les vamos a dar un millón 400, y nosotros saquemos tres millones; si sacamos tres, pues los tres son para ellos, lo que sea es para ellos”, añadió.

Bours aclaró que “lo que haría el estado, en caso de que les diéramos los recursos, es demandar al Seguro Social, al Ayuntamiento, a los dueños de la guardería, para recuperar ese dinero, porque tampoco me parece correcto que los sonorenses paguemos 100 por ciento de algo en donde hay otros involucrados”.

El mandatario rechazó que haya presionado a padres de los niños muertos y heridos en el siniestro para que acepten abandonar su exigencia de justicia, aunque sí reconoció que muchos de los ofendidos no quieren tratos con el gobierno.

Por lo pronto, el gobierno de Sonora propuso modificaciones a los códigos penales estatal y federal para endurecer el castigo a quienes resulten implicados en hechos similares a los ocurridos en la guardería ABC.

junio 30, 2009 Posted by | Correo electrónico & Internet | , , , , , | 2 comentarios

Sobran las palabras.

48

48

junio 29, 2009 Posted by | Reflexiones | , , , | 3 comentarios